Ganancias: Cristina ofrece bajar el 20% si CGT contiene salarios

Por Emilia Delfino.

La negociación entre la CGT oficial y el Gobierno para resolver la pelea por el impuesto a las ganancias está en etapa de trueque. Al menos es lo que pretenden los funcionarios de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Esta semana, la mesa chica de la central obrera se reunió en la sede de UPCN para debatir una propuesta del Gobierno: si cierran paritarias que no superen el 20 por ciento de aumento, se anunciará una suba del 20 por ciento en el mínimo no imponible, es decir que bajaría el impuesto. El tope salarial de 2013 preocupa tanto en el oficialismo que la propia Presidenta aprueba o desaprueba los números de las primeras paritarias del año, según confiaron a PERFIL quienes negocian actualmente salarios.

La propuesta del trueque “20 por 20” no fue bien recibida en la central, ya que los sindicatos, incluso los más moderados, no pretenden acordar salarios por debajo del índice de inflación anual que les informan sus propios economistas. En ningún caso es por debajo del 25 por ciento.

Mañana, el ministro de Trabajo Carlos Tomada mantendrá la primera de tres reuniones de los cegetistas de Antonio Caló con funcionarios. Lo seguirán Hernán Lorenzino (Economía) y Liliana Korenfeld, superintendenta de Servicios de Salud.

Arranque. Las dos primeras negociaciones del año son protagonizadas por los bancarios, que lidera Sergio Palazzo, y los petroleros de Guillermo Pereyra.

La Presidenta tiene la última palabra. Fuentes de la negociación entre el gremio La Bancaria, Trabajo y el presidente del Banco Nación, Juan Carlos Fábrega, aseguraron a PERFIL que esperan la confirmación de la mandataria para cerrar un acuerdo por tres meses que destrabe la pelea con los bancos.

Las partes esperan que Fernández de Kirchner apruebe un aumento de 1.400 pesos mensuales hasta marzo, más una gratificación en efectivo. Los 1.400 equivaldrían al 20 por ciento de aumento, que es lo que exige Trabajo al gremio. Pero si el sindicato logra una “gratificación” extra de 600 pesos mensuales, el salario de los bancarios subiría 23 por ciento. En marzo, entonces, el gremio iría por más.

Comentá la nota