Ganancias: los docentes con descuentos y UTELPA expresa “un gran malestar”

El gremio de UTELPA afirmó que con el cobro del aumento del 8% (con el retroactivo de febrero) muchos docentes recibieron descuentos por el Impuesto a las Ganancias.
Este descuento, además de alcanzar a quienes pueden tener dos cargos, por la excepcionalidad dle pago retractivo alcanzó a algunos docentes que apenas superan el mínimo del pago del impuesto. Y en algunos casos pueden haber cobrado menos que el mes anterior.

“Analizada la recorrida por diferentes escuelas de la provincia de La Pampa y luego de haberse hecho efectivo el cobro retroactivo del 8%, la conducción de UTELPa denuncia el gran malestar que produce el impuesto a las ganancias”, dice el gremio docente.

“Para los y las trabajadoras de la educación (y los trabajadores asalariados en general) es ilógico pensar que un salario sea ganancias y en función de ello se retengan sumas muy significativas a un trabajador/a asalarido/a”, remarca.

“Se insiste en la necesidad de una actualización salarial pero lamentablemente el impuesto a las ganancias se queda con el aumento lo que produce una inequidad muy profunda y un achatamiento de la escala salarial. Como UTELPa insistimos en que no sólo debe revisarse el mínimo imponible sino su tratamiento en Cámara para que los salarios sean alcanzados por dicho impuesto”, dice el gremio.

Otros temas

El gremio además planteó que “otro tema que causa muchísimo malestar al interior de las instituciones y en la comunidad misma es la saturación del sistema educativo de comisiones de servicio, afectaciones y/o convocatorias en lugar de creaciones genuinas de cargos ya que todo conduce a la flexibilización e inestabilidad laboral. Desde hace años desde el Ministerio de Cultura y Educación se vienen sustituyendo las necesidades reales del sistema educativo con diferentes figuras que distorsionan el mismo estatuto”.

“La vulnerabilidad del sistema educativo también se sufre en la falta y/o variedad de figuras que ‘crean‘ para atender el tema de los/las porteros/as en las instituciones educativas. La mayoría de las escuelas se encuentra conjugando las figuras de trabajadores de la 643, 243, monotributista y subsidiados por las diferentes municipalidades, etc”, explica.

“A esto se le suma que ante problemas de salud de los y las trabajadoras/es que corresponden a la 643 y 243 no cuentan con reemplazo en caso de encontrarse con reducción horaria y/o tareas pasivas. Todo esto redunda en la saturación de responsabilidades con la que se encuentran los directivos, agravada en muchos casos por la carencia de cargos de secretarios creados y el reemplazo de los mismos con las figuras antes mencionadas”, agrega.

El gremio docente señala que “como UTELPa insistimos en que es imposible pensar un nuevo sistema educativo y una nueva ley de educación sin la inversión y la seriedad correspondiente”.

Comentá la nota