La CGT garantizó la defensa del modelo y cruzó duro al massismo

La CGT garantizó la defensa del modelo y cruzó duro al massismo
Aseguró que "a este proyecto industrial lo vamos a defender siempre". Ricardo Pignanelli, titular de la poderosa Smata, criticó al intendente de Tigre por "desatar una interna dos años antes" de las elecciones presidenciales.
Luego del resultado de las elecciones primarias y tras un duro discurso de la presidenta de la Nación en el que llamó discutir las actual coyuntura con los verdaderos actores del sector, el secretario general de la GGT Alsina, Antonio Caló, aseguró ayer que "este modelo industrial lo vamos a defender siempre" y observó como complejo el panorama de una hipotética unificación de su central sindical con la confederación que conduce Hugo Moyano. En declaraciones a Radio América, Caló realizó un tiro por elevación al camionero y al gastronómico Luis Barrionuevo al afirmar que "para reunificar a la CGT algunos tenemos que dar un paso al costado". En esta línea, destacó que "si un dirigente gremial está en un sindicato, está porque los trabajadores lo eligieron, acá ninguno resiste un archivo, muchos hablan y recién empiezan, pero el sindicalismo tiene muchos años". Y fue gráfico al manifestar que “si es por la unidad del movimiento, ya me estoy bajando de la CGT”.

A días de que se concrete el primer esbozo del inicio de un nuevo diálogo entre el Estado, las empresas y los gremios, el titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) resaltó que "apoyamos este proyecto industrial del gobierno" y recordó que sus momentos más destacados en el gremialismo se dieron con la llegada de Néstor Kirchner al poder en 2003. "Por eso soy tan kirchnerista", explicó.

Caló ponderó además la participación de dirigentes obreros en la política partidaria, pero aclaró que “los problemas de los trabajadores son de los trabajadores, no son ni de (Hugo) Moyano ni nuestros, ni de (Sergio) Massa". Metido de lleno en terreno político, el metalúrgico analizó el resultado de las elecciones primarias y le quitó dramatismo a la decisión de las urnas. "Una elección de diputados no es el final del gobierno, faltan dos años más. No entiendo por qué tanto lío por una elección primaria y legislativa", dijo.

Otro hombre fuerte de la CGT, el titular de SMATA, Ricardo Pignanelli, fue duro con el massismo. Aseguró que el intendente de Tigre "equivocó" el camino y se apuró en romper con el kirchnerismo. "Hace diez años que está con este modelo y dice que hay un montón de cosas que se hicieron bien, y un montón de cosas que todavía faltan; sabe que desatar una interna dos años antes es muy arriesgado para todo el sacrificio que hicieron los laburantes durante los últimos diez años, tenía que esperar el momento", afirmó el jefe de los trabajadores mecánicos. De todas formas, Pignanelli subrayó que "la gobernabilidad no está en riesgo", aunque los debates sobre el modelo el tigrense los "debería haber discutido en el ámbito interno", puertas adentro del FPV. "Massa se apuró en los tiempos, creo que no está convencido del camino que tomó", agregó.

Por último, consultado respecto a la necesidad de reunificar la CGT, Pignanelli se mostró abierto a "sentarse a dialogar" con la central que conduce Moyano. "Entre los dirigentes obreros tenemos que tratar de forjar la unidad porque somos la columna vertebral de cualquier gobierno. Creo que el error de separarnos lo cometimos ambos, tenemos que entender que tenemos que ser parte de todo", concluyó. «

diálogo y resultados, de la mano

Mientras se pone a punto la convocatoria del próximo miércoles en Santa Cruz para darle inicio al acuerdo tripartito para evaluar la marcha de la economía, el titular de la CGT Alsina, Antonio Caló, ponderó la convocatoria de la presidenta de la Nación y aseguró que conversar con los sectores ha sido más fructífero que otras medidas más extremas.

“El diálogo nos dio resultado, ¿los paros dieron resultados?”, se preguntó el líder gremial y se desprendió de la lectura que hacen los medios de comunicación de la actual coyuntura económica y política, especulando con posiciones extremas o conservadoras dependiendo del caso. “Muchos se creen que la agenda me la van a marcar los medios, pero yo sé lo que tengo que hacer, soy muy responsable", concluyó el dirigente metalúrgico, que será uno de los que ocupará un lugar en primera fila en el acto de adjudicación de represas de la semana próxima. Se espera además la participación de otros sectores gremiales, como la CTA que conduce el gremialista docente Hugo Yasky.

Comentá la nota