La UTA garantizó el servicio nocturno

Las autoridades policiales se comprometieron a realizar operativos de control en sectores de la ciudad indicados por el gremio.
La delegación local de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) dejó sin efecto su amenaza de suspender el servicio nocturno de colectivos luego de que su secretario general, Daniel Domínguez, se reuniera ayer a la mañana con el intendente Gustavo Pulti; el jefe de la Policía Departamental, Osvaldo Castelli y el secretario de Gobierno de la comuna, Ariel Ciano.

Tras el encuentro, Domínguez se llevó el compromiso de las autoridades de que de ahora en más habrá mayores operativos policiales en las calles, de que se trabajará para perfeccionar el sistema del botón antipánico con el que están equipados los micros y de que habrá reuniones semanales para analizar los avances que se hagan para mejorar la seguridad de los choferes.

Ante estas promesas, el sindicalista le comunicó a la prensa que la UTA decidió no implementar las medidas de fuerza anunciadas días atrás, consistentes en suspender el servicio nocturno. "Se han comprometido a realizar operativos y a chequearlo semanalmente. Por eso la medida de fuerza fue dejada de lado momentáneamente", dijo el sindicalista.

La amenaza de la UTA había sido planteada el último fin de semana por sus dirigentes, luego de que un colectivero de la línea 573 sufriera el robo de su teléfono celular mientras circulaba en horas de la madrugada en las inmediaciones de Polonia y Willam Morris. Tras este episodio, el lunes hubo una reunión de delegados en la sede del gremio y más tarde Domínguez fue recibido por el intendente Gustavo Pulti, quien le pidió que no fuera adoptada ninguna medida de fuerza, prometiéndole gestionar una entrevista con las autoridades policiales.

Finalmente el dirigente sindical tuvo la oportunidad de plantearles sus inquietudes al comisario Castelli ayer por la mañana en el despacho del jefe comunal. "Le indicamos a la policía cuáles son los puntos críticos de inseguridad", explicó Domínguez tras la reunión.

La UTA se llevó además del compromiso de que la policía comenzará a hacer operativos más intensos en las zonas más conflictivas referenciadas por los choferes, que habrá reuniones periódicas para evaluar los resultados.

Además, las autoridades municipales prometieron generalizar el uso del botón antipánico, para que todas las unidades dispongan de este sistema que permite que los colectiveros reporten cualquier incidente para solicitar auxilio.

Por su parte el jefe policial, Osvaldo Castelli, confirmó que se "llevarán adelante operativos preventivos en distintos puntos de la ciudad. Bajaremos a los pasajeros y controlaremos". En ese sentido agregó que "los choferes nos indicaron los lugares mas conflictivos y ahí trabajaremos".

Las autoridades gremiales plantearon ayer ante las autoridades que el robo sufrido por el colectivero de la línea 573 fue apenas uno de los hechos delictivos sufridos en los últimos tiempos, haciendo alusión a otros casos similares como por ejemplo, un asalto del que fue víctima un chofer de la 25 de Mayo que resultó herido en una de sus manos.

Comentá la nota