Gastronómicos anuncian cacerolazo contra los tarifazos y se movilizan ante Camuzzi

Gastronómicos anuncian cacerolazo contra los tarifazos y se movilizan ante Camuzzi

En el marco de los aumentos en las tarifas de luz y gas, Pablo Santín y Julio Castro, referentes del gremio de gastronómicos e integrantes de la Agrupación “Mercedes Morro” manifestaron en visita a la Redacción de “el Retrato…” que “no estamos a favor ni en contra de ningún gobierno, simplemente no queremos permitir que nos metan la mano en el bolsillo empresas como Gas del Estado”. A la vez que, anunciaron una movilización, cacerolazo inluído, para el próximo miércoles a las 16:30 en las puertas de Camuzzi ubicado en calle Juan B. Justo y Chile.

“Esto no tiene ninguna bandera política, lo convocamos desde el lugar de ciudadanos, como trabajadores. Estamos a favor de la recategorización y del proyecto que plantea que estemos en el mismo nivel que La Pampa, que hace mucho frío durante todo el año. Buscamos hacernos escuchar”, afirmó Pablo Santín, congresal y empleado del establecimiento gastronómico Torres de Manantiales de Mar del Plata.

“La jornada se basa en que, más allá de los cargos o del lugar que ocupemos, somos laburantes igual que todo el mundo y a todos nos está afectando el tema de los tarifazos”, sostuvo Santín y añadió que “hay compañeros que les ha venido hasta el período anterior un 800 por ciento de aumento en el gas, pagaban 180 pesos y le vino la factura por 2300”.

Asimismo, Julio Castro expresó que “este año ha sido muy complicado, alrededor de 2 o 3 lugares han querido cerrar las puertas de un día para el otro y ha intervenido la parte gremial, por eso digo que es muy difícil”, apuntó el empleado gastronómico.

“En Torres de Manantiales solo 3 pasajeros…”

Además, comentó Santín que en Torres de Manantiales “no hay trabajo, el que es extra lo está padeciendo mucho, me llaman compañeras que no tienen para comer y que no han trabajado en lo que va del mes o en los anteriores ni un solo día. No va la gente, ni turistas ni nadie”, remarcó.

“Estamos arrastrados por toda la situación que está viviendo la ciudad, ésta ha sido la peor temporada de verano en muchos años en Mar del Plata”, indicó el trabajador marplatense y confesó que en su establecimiento cuando tienen capacidad para 750 personas llegaron a tener únicamente 3.

“Desde nuestro lugar más que acompañar a los compañeros y tratar desde donde se pueda darles una mano, no podemos hacer más nada”, afirmó Santín. A la vez, interpretó: “También tenemos que ser razonables y no tenemos como legalmente obligar a la empresa para que lo llamen, y quizá aunque tuviéramos una herramienta somos conscientes en que la empresa no está facturando y no estamos en momento de generar más crisis y más problemas”.

“La gente está cansada”

“Hoy en Mar del Plata no hay un referente que los conduzca y la gente necesita que se les dé un empujoncito sin tener una bandera política. La gente está cansada”, manifestaron los empleados gastronómicos y añadieron: “Somos razonables tenía que existir un aumento, pagábamos el gas más barato del país, era lógico pero no un mil por ciento, porque somos laburuantes, más la inflación y los salarios bajos, es imposible pagarlo”. 

Por último, reflexionaron acerca de la movilización del próximo miércoles y remarcaron: “Hay mucha necesidad por parte de la gente de salir a la calle. Es para que la ciudadanía entienda y tome conciencia que sino salimos a la calle, sino hacemos ruido o no nos hacemos escuchar de esta forma, no nos escucha nadie”.

“No vamos a generar ni queremos generar nada en contra de nadie, simplemente la idea es hacer un cacerolazo en la puerta de Camuzzi para que los políticos que les corresponda, tomen conciencia y nos ayuden a que el que tenga que tomar la decisión, la tome y se recategorice Mar del Plata”.

Coment� la nota