Gastronómicos, un gremio en apuros

Gastronómicos, un gremio en apuros
Los sindicalizados denuncian que desconocen cómo se maneja el gremio y qué ocurre con las finanzas.
La situación por la que atraviesa el gremio que nuclea a los trabajadores gastronómicos locales (UTHGRAS Salta) no es normal. La realidad señala que esa circunstancia afecta notoriamente su desenvolvimiento institucional y genera desazón e incertidumbre en gran parte de sus afiliados.

Ellos se sienten desprotegidos y ninguneados por la actual comisión directiva impuesta por una intervención que ya tiene cuatro años, excediendo en demasía, sin explicación válida, el plazo de duración original que había sido establecido en seis meses.

El Tribuno conversó con algunos de los integrantes de la lista Azul y Blanca (Agrupación Lealtad Gastronómica) que lucha por poder participar de las elecciones para elegir nuevas autoridades que se realizarán el 15 de agosto de este año.

El oficialismo, por su parte, estará representado por la lista Celeste.

¿Qué expectativas tienen frente a los próximos comicios?

Muchas y buenas, pese a la inquietud que nos producen las maniobras de la intervención, es decir, la familia Latorre, tendientes a evitar nuestra participación en las elecciones de agosto. Nos puso diversas trabas que, con esfuerzo, estamos superando.

Trabas, ¿de qué naturaleza?

Por ejemplo, las elecciones se convocaron el 31 de mayo, y nos dieron solamente diez días de plazo para conseguir los avales. Necesitábamos 222 y les presentamos alrededor de 500. Pero no terminaron ahí los obstáculos. La intervención nos rechazó 245 avales por “doble afiliación”, lo que no es ilegal. No es ilegal apoyar a dos listas. No conformes con ello, nos tacharon otros 70 avales de compañeros porque, sorpresivamente, “no figuran en el padrón”, al que nunca tuvimos acceso. Son 70 trabajadores con 20 o más años de actividad.

Finalmente el órgano designado por el oficialismo como Junta Electoral nos informó que no oficializaba nuestra lista, la Azul y Blanca, porque “los avales no cumplían con las normas vigentes”. Ante ese panorama realizamos una nueva presentación apelando ante la Junta Electoral Nacional. Y estamos esperando su fallo, confiados en que se nos hará justicia.

Ustedes mencionaron al comienzo de esta charla a “la familia Latorre”. ¿Qué papel juega esta familia en la intervención del gremio?

Vea, el 24 de octubre de 2009 nuestro gremio fue intervenido, por seis meses, por una acefalía provocada en la que mucho tuvo que ver Norberto Latorre, sindicalista que actualmente actúa en el orden nacional. Este señor nombró interventor a un sobrino suyo, Pablo López, que desde entonces, y ya pasaron cuatro años, convirtió la UTHGRA Salta en un feudo familiar. Muchos empleados del gremio son de apellido Latorre, sus parientes.

Ninguno de ellos, incluido López, pertenece al quehacer gastronómico, sin embargo integran la lista Celeste: Pablo López, es candidato a secretario general; Norberto Latorre (h), va como secretario Adjunto. Y están también Omar Latorre, y otros del grupo.

Nada sabemos, por el hermetismo con que actúan, del estado patrimonial y financiero del sindicato. Pero hay señales claras: los gastronómicos salteños sólo gozamos de media obra social.

Lista Azul y Blanca

¿A quiénes lleva la lista Azul y Blanca como candidatos?

Tenemos a Walter Ret para la secretaría general; como Adjunto va Carlos González. La faz gremial estará a cargo de Lucio Aima; las finanzas serán responsabilidad de Leonardo Solaligue, y en la secretaría de Acción Social se desempeñará Ubaldo Cirilo Quinteros.

Comentá la nota