La gerencia de Metalúrgica Tandil asumió el compromiso de concretar las inversiones

La gerencia de Metalúrgica Tandil asumió el compromiso de concretar las inversiones
Ayer se llevó a cabo una reunión clave por la situación que está atravesando Metalúrgica Tandil, en la cual estuvieron presentes el gerente Mauro Iacovone, los cuatro jefes de distintas áreas, todos los integrantes de la comisión interna, la jefa de recursos humanos y los delegados sindicales.
Esteban Simonetta, uno de los delegados, evaluó que la reunión que tuvieron con la empresa “no fue tan negativa. Lo que sí pudimos lograr es que se involucre también a la parte de jefaturas, que es lo que estábamos pidiendo para que no solamente la UOM haga los reclamos sino que se dé cuenta la parte de gerencia que ellos también tienen que apoyarnos y ver las anomalías que tiene hoy la planta. Lo que necesitamos es que también se involucren ellos, porque son parte de Metalúrgica Tandil”.

En cuanto a los resultados concretos del encuentro, informó que “nos hablaron de un par de inversiones con fecha determinada. Para fin de año tiene que haber unas cuantas hechas y el próximo año va a haber más que tienen que ver con las partes que llevan más estructura, como compresores y autoelevadores nuevos”.

“Todo lo que se trató en la reunión va a estar volcado en un acta que si todo es como lo dijeron hoy (por ayer), lo vamos a firmar el cuerpo de delegados y comisión interna”, afirmó en diálogo con El Eco de Tandil.

Las inversiones

En cuanto a las inversiones, explicó que confirmaron que serán de 9 millones, tal como se había comprometido el presidente de Renault Argentina Thierry Koskas en su última visita a Tandil.

Empero, Simonetta admitió que ellos hubiesen pretendido que las inversiones fueran mayores. A su vez, sostuvo que “depende también de lo que es aluminio, hubo un compromiso de Mauro Iacovone de que cuando se vendiera algo de la planta de aluminio (Metan) iba a venir para Metalúrgica, nosotros sabemos también que el predio vale unos cuantos millones entonces si eso lo volcaran acá puede que la planta fuera un poco más competitiva”.

En ese sentido, explicó que “vamos a firmar un acta de mutuo acuerdo si nos conviene, si está bien redactado lo que se habló en la reunión firmamos el acuerdo, que es un acuerdo de compromiso de parte de gerencia, jefatura y la parte gremial. Si eso sale bien, empezaremos a tener un poco más de visión positiva en Metalúrgica Tandil”.

Asimismo, consideró que “si se comprometen a cumplir lo que dijeron no fue mala la reunión. Si se comprometen y lo van a cumplir, ahora si van a empezar a irse en el tiempo como pasó con la llegada de Terry Koscas que dijo en 30 días y tardó tres meses, no va a ser así. Nosotros lo que queremos es firmar el acuerdo, que se empiecen a hacer las inversiones y visualizarlas acá adentro”.

Por su parte, Oscar Graneros, otro de los delegados, expresó que “no sé si estamos más tranquilos, pero tenemos algunas expectativas buenas en cuanto a lo que se habló en la reunión. Calculo que ahora van a prestar más atención a los problemas que aquejan a la empresa”.

“Hay un compromiso por parte del gerente de que todos los meses vamos a tener una reunión para evaluar los pasos que hoy (por ayer) se comprometieron a asumir, deseamos que empiecen ya pero todo lleva un tiempo”, manifestó.

El corazón

de Tandil

“Nosotros pretendíamos que nos dieran una respuesta para llevarle a los compañeros tranquilidad. Esto lo estamos haciendo por ellos, por la fuente de trabajo, sabemos que tenemos 200 familias atrás de Metalúrgica, y lo que menos queremos es que haya problemas o que llegue a un cierre como ocurrió con Metan”, recalcó.

Por otra parte, recordó que cuando estuvo Koskas en Tandil aseguró que no tenían pensado cerrar Metalúrgica Tandil, pero “igual nosotros vemos que es algo que va a suceder si las cosas no cambian, como pasó con Metan, la fueron matando de a poco, llegó al cierre y hoy la están desarmando”.

Respecto a Metan, sostuvo que “es una planta que no la hizo rentable la gerencia, no solamente esta gerencia sino también las anteriores. Vinieron con un propósito a cerrarla, lo hicieron, la desarmaron y hoy la están vendiendo. Es lo que menos queríamos nosotros, pero en su momento no hubo quién peleara por esa fuente de trabajo, entonces se cerró; pero nosotros no queremos que pase lo mismo con esto porque Metalúrgica es el corazón de Tandil, si esto se muere es porque no nos interesa esta ciudad”.

Comentá la nota