Germaíz un drama con final incierto

Germaíz un drama con final incierto

Los trabajadores de Germaíz ya llevan cinco meses sin cobrar su salario y cada día que pasa la incertidumbre es cada vez mayor, algunos de los 50 trabajadores empezaron a realizar trabajos particulares y ofrecer sus servicios a otras empresas, porque si bien aun mantienen la esperanza y están presentes en la planta defendiendo la fuente de trabajo, solo recibieron $10000 como paliativo y con esa suma no les alcanza para nada.

Rubén Darío González, representante de los aceiteros no baja la guardia, trata de mantener a sus compañeros animados y en dialogo con BTI habló de las pocas novedades de estos días: “Nos dieron otro paliativo económico en la semana- otra transferencia de 5.000 pesos para cada trabajador”,sobre los rumores de la existencia de un inversor interesado en comprar la planta, dijo; “La empresa que más interés tenía en adquirirla es Vicentín que es una aceitera de Santa Fe, pero es algo que no es inmediato y seguro”.

Desesperados ante tanta espera, cuentan los días para una audiencia que los trabajadores quieren que sea definitiva; “Se fijó una nueva fecha para el día 8 de Agosto y la empresa en estos quinces días van a llevar una respuesta concreta. Nosotros lo que queremos es que de una vez por toda ya se defina o que presenten la quiebra o que aparezca el inversor que se haga cargo de la empresa”.

González, agradece a toda la comunidad por el apoyo que le están dando y cuenta que se han organizado como para mantenerse en la planta, pero tener la posibilidad de hacer algún trabajo paralelo que les genere ingresos; “Nosotros seguimos yendo cada cual en su turno, nada más que para no estar ocho horas en la fabrica estamos cuatro horas o cinco y nos vamos relevando, pero siempre marcando la tarjeta. Hay gente que está haciendo algún trabajo afuera para poder llevar algún mango a la casa.”           

Comentá la nota