Germaiz. El síndico recorrió la fábrica junto a los trabajadores

Creía que la planta estaba tomada por los trabajadores en reclamo del pago de sus salarios cuando en realidad no hubo protesta alguna ni quema de neumáticos. Todo lo contrario: Los empleados siguieron trabajando, sin cobrar. La producción se frenó porque los empresarios no compraron más insumos.

El martes de esta semana el síndico llegó a la empresa Germaíz para recorrer la planta junto con los trabajadores y observar lo que está ocurriendo en nuestra ciudad. La versión que él tenia era que los trabajadores estaban de huelga porque no cobraron aún su salario y por eso la fábrica estaba paralizada. En realidad, la plata frenó su producción porque los empresarios dejaron de comprar insumos (solvente) para producir. Los empleados concurren todos los días en su horario laboral, realizan tareas de limpieza y mantenimiento. 

Es más cuando empezó a agudizarse el conflictos, ellos llevaban casi un mes sin cobrar e igual iban a trabajar pero llegó un día en que los insumos se terminaron y por ende cesó la producción.

En el encuentro de esta semana también estuvo la intendenta municipal Fernanda Antonijevic y la delegada de trabajo Mónica Martínez.

“El síndico tenía una idea muy diferente de lo que estaba pasando y pensaban que nosotros habíamos dejado de trabajar, que estábamos de brazos caídos, porque no cobramos pero dejamos de trabajar por falta de insumos”, aclaró Agustín Chiapara, delegado de la planta.

Con respecto al contacto con los empresarios indicó que “de parte de la empresa es todo dudoso porque nunca fueron sinceros, nos dijeron que el problema de todo era el embargo de la AFIP y supuestamente las cuentas están vacías, no hay un peso partido en dos”. 

En cuando al reclamo para que los trabajadores cobren el salario adeudado, la Federación Aceitera el miércoles realizó una nueva presentación por incumplimiento de pago.

“Tenemos el apoyo de la intendenta, está presente, en contacto permanente, nos ha dado una buena mano, se mueve y también nos proporciona datos”, dijo el delegado.

En el mientras tanto pasan los días y los trabajadores no cobran desde hace casi 80 días.  A modo de ayuda, desde el Sindicato Aceitero de Rosario realizaron una colecta. “Ya llevamos casi 80 días sin cobrar, es la cruel realidad, seguimos viniendo todos los días a la fábrica y esperamos que se solucione cuanto antes”, concluyó. 

El lunes a la mañana la jefa comunal mantuvo una reunión con los concejales de todos los bloques a los fines de informar las gestiones que realizaron desde el Ejecutivo. “Nos preocupa mucho lo que está pasando, hay cosas que llaman mucho la atención como los argumentos que plantea la empresa para presentarse en un concurse preventivo, dicen que el inconveniente se produjo por el embargo de las cuentas donde estaba depositada la plata para los sueldos; pero después descubrimos que en las cuentas no había ni un peso. Es decir, dieron una excusa para entrar en el concurso pero resulta que al embargar las cuentas no había nada, o sea, la AFIP no embargó dinero alguno”, explicó Antonijevic.

La intendenta señaló que “la cuestión ahora está judicializada y desde el gobierno sin importar los colores políticos estamos todos predispuestos en sostener esta fuente de empleo que es fundamental para nuestra ciudad”. 

Antonijevic consideró que “la empresa no se deja ayudar porque se pidió un programa para las empresas que están en crisis, que el gobierno está dispuesto a dar, que consiste en asistir a las empresas con un sueldo mínimo, vital y móvil por cada trabajador durante un año; y la empresa se tiene que comprometer a no despedir. Y en vez de usar este camino, la empresa decidió el concurso preventivo”.

El concejal suplente José Marchione también participó del encuentro y pidió que “toda la población acompañe a los trabajadores de Germaíz, así como nos ayudaron con la papelera, ahora el pueblo tiene que estar junto a estar trabajadores para que en Baradero no se pierda la fuente de trabajo”.

Comentá la nota