Un gesto de la CTA para Urribarri

Un gesto de la CTA para Urribarri
El gobernador Sergio Urribarri fue recibido por la mesa nacional de la CTA, encabezada por Hugo Yasky, y recibió “el apoyo y el reconocimiento” de la dirigencia gremial por la reforma tributaria que aplicó en Entre Ríos.

El gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, continúa su recorrida como precandidato presidencial del Frente para la Victoria y en ese camino ayer fue recibido por la mesa nacional de la CTA y se mostró junto a su titular, Hugo Yasky. Durante el encuentro, el mandatario recibió “el apoyo y el reconocimiento” por la reforma tributaria que aplicó en la provincia que gobierna, que se llevó a cabo “con el aporte” de esa central obrera. “Hay que apostar a cambios como los que propone el gobernador Urribarri, que tienen que ver con una mayor presencia del Estado, con fortalecer las políticas públicas, con fortalecer proyectos de integración nacional y con fortalecer el papel de los sectores populares en la construcción de políticas públicas”, sostuvo Yasky tras la reunión.

“Hay apoyos, acompañamientos, que enorgullecen. No seré el más mediático de los candidatos, pero sí quien quizá tenga la mayor predisposición de transformar y profundizar las enormes conquistas que han llevado a cabo Néstor y Cristina, a través de políticas públicas que le permitieron al Estado y a la política ser nuevamente herramientas transformadoras y que sea un dolor de cabeza para estos grupos económicos que durante décadas definieron la economía de este país, en algunos casos poniendo sus gerentes o sus managers como ministros de Economía de gobiernos democráticos”, aseguró, por su parte, Urribarri.

El encuentro fue el primero de este tipo que mantuvo la CTA con precandidatos presidenciales, y por ahora no hay otros en agenda: “Ese tipo de temas sólo pueden ser resueltos por la mesa nacional. En caso de que nos llegue una propuesta analizaremos si corresponde o no interpelar a otros candidatos, pero todavía no está en agenda”, aseguró al respecto el secretario adjunto de la central, Marcelo “Nono” Frondizi, en diálogo con Página/12. “Los trabajadores tenemos que interpelar y preguntar por los caminos a seguir después de 2015 –agregó el dirigente de ATE–. En ese sentido, entendemos que Urribarri significa la profundización del proyecto nacional.”

Del encuentro, además de Yasky y Frondizi, participaron el otro secretario adjunto de la organización, Pedro Wasiejko; el secretario de Organización, Gustavo Rollandi; el de Derechos Humanos, Pablo Reyner; la de Acción Social, Graciela Moyano; el de Relaciones Internacionales, Victorio Paulón, además de otros directores de la mesa nacional de la CTA y figuras vinculadas aunque sin cargos institucionales dentro de la central, como el diputado nacional Edgardo Depetri y el subsecretario de Enlaces Institucionales del Ministerio de Educación, Francisco “Tito” Nenna.

La relación entre el entrerriano y la CTA se afianzó a partir de la redacción y aplicación de la reforma tributaria que Urribarri llevó a cabo en el distrito que gobierna, de la cual participó activamente la sección local de la central obrera, y que “significó gravar a los sectores más poderosos, los sectores rurales, distribuir la riqueza y llevar adelante un proyecto con el aporte de la Central de los Trabajadores de la Argentina de la provincia de Entre Ríos y al que la CTA le expresó su reconocimiento y apoyo”, en palabras de Yasky.

“En diciembre del año pasado, los compañeros de la CTA Entre Ríos me arrimaron un anteproyecto de ley que pusimos a consideración de los legisladores de Entre Ríos. Ese anteproyecto no sólo fue aprobado por unanimidad en la Legislatura provincial, sino que casi un 80 por ciento del texto final fue redactado por la CTA Entre Ríos”, recordó Urribarri, antes de señalar que el proyecto derivó en “una ley impositiva mucho más justa que permite recaudar más para poder hacer frente a los compromisos salariales con los gremios estatales.”

La reforma impositiva entrerriana estipula gravar con ingresos brutos a los sectores primario e industrial, reformula el impuesto inmobiliario para aumentar la carga sobre las viviendas de mayor valor y aumenta las alícuotas de los tributos a embarcaciones de lujo y autos de alta gama, entre otras propuestas. Durante la reunión se discutió la posibilidad de diseñar un proyecto equivalente para todo el país: “Puede tener proyección nacional”, confirmó Yasky.

Comentá la nota