Giubetich denunció sabotajes en el marco del conflicto municipal

Giubetich denunció sabotajes en el marco del conflicto municipal

El jefe comunal que tampoco en Buenos Aires consiguió ayuda para afrontar la suba de salarios, indicó que se atentó contra los camiones recolectores y se impidió sacar equipos para resolver desbordes cloacales. “Si todos cedemos algo en  nuestras posiciones creo que se puede evitar el conflicto”, dijo exhortando al SOEM.

El intendente de Río Gallegos, Roberto Giubech estuvo la semana pasada en Capital federal, llevando adelante gestiones que resultaron infructuosas en os de conseguir asistencia financiera para afrontar la demanda salarial del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM).

El mandatario aseguró que mantuvo reuniones por esto en el Ministerio del Interior que conduce Rogelio Frigerio, pero que “por ahora no tenemos una respuesta positiva para atender gastos corrientes”.

Sucede que, “el proyecto nacional es claro”, advirtió el intendente ayer en dialogo con los medios de comunicación al finalizar el izamiento dominical. “El Gobierno va a financiar obras publicas basadas en agua para todos y que el 75% de los ciudadanos tenga cloacas, por ejemplo, pero no para gastos corrientes”.

Ya la semana anterior, el mandatario se había reunido con el Gobierno Provincial, en donde las negociaciones también resultaron infructuosas en cuando a recibir asistencia para mejorar la propuesta a los trabajadores municipales que en la última paritaria fue de $1000.

“Es imposible que todos los meses, a través de un ATN (Adelanto del Tesoro nacional) o financiamiento se banquen gastos corrientes” dijo, argumentando la negativa del Gobierno de Mauricio Macri.

Por otro lado, Gubetich ratificó la decisión encomendada a los abogados de la Municipalidad, que a mediados de semana concurrieron ante el juez Francisco Marinkovic para que obligue al gremio liderado por Pedro Mansilla a cesar con la quema de cubiertas en le radio céntrico.

“Las multas las aplica la justicia y las ordena la justicia, pero en realidad entendemos que la quema de cubiertas no sólo perjudica al medioambiente, sino a las personas que se ven afectadas” indicó.

Seguidamente, el jefe comunal hizo pública una serie de hechos vandálicos encerrados en el conflicto salarial.

“Uno entiende los reclamos, son legítimos y tenemos derecho a la protesta, pero sin afectar a los que quieren trabajar” pidió GIubetich, comentando que “cortaron las mangueras de los hidráulicos de los recolectores” y eso, condenó “es un daño a las herramientas de trabajo” que impidió que la comuna prestara el servicio de recolección domiciliaria durante el jueves y el viernes.

Asimismo, el viernes, “en un sector de la ciudad, en el barrio 240, en calle Liniers, un pozo de bombeo cloacal fuera de servicio hizo que se inunde todo el sector y no nos permitieron que saquemos la bomba para los vecinos que se habían perjudicado”.

Con este impedimento por parte del gremio “recién pudimos sacar la bomba a las 22:30 y se la pudo hacer andar a la 01:00 de la madrugada”, repudió el Intendente, asegurando que “esto es lo que no se entiende”, porque “quienes no respetan los derechos de los demás obviamente que generan por lo menos de mi parte el rechazo a sus formas”.

Más adelante, el mandatario aseguró que actualmente trabajan para instrumentar una nueva oferta a los trabajadores, basada en “la recaudación y los ingresos por coparticipación” aunque “lo que ofrecimos es lo que podemos, no generamos expectativas que no pueden ser sustentables en el tiempo”, insistió.

En este sentido, el jefe comunal repasó que en estos cinco meses de gestión “nos pusimos al día con todas las deudas con los empleados. Tanto de horas extras, liquidaciones, asignaciones familiares que se debían del año pasado, la situación de jubilados, estamos regularizando la situación de los proveedores” pero no está dispuesto a “desordenar el conjunto de una administración” en función de la paritaria.

Finalmente, Giubetich comentó que sí pudo avanzar en las gestiones para “destrabar el tema de las viviendas, de la tarjeta sube, de la regularización dominial de los terrenos del Plan Federal 1 y 2 y programas del IDUV que pertenecen al Ejército para que podamos entregar los títulos a los adjudicatarios”.

También “volvimos a Vialidad Nacional con la expectativa de recuperar la obra de las 100 cuadras de pavimento que se caducó a Kank y Costilla “además de buscar que avance la reformulación del proyecto del vaciadero.

Comentá la nota