El Gobierno abre la pulseada con los gremios por los sueldos

El Gobierno abre la pulseada con los gremios por los sueldos
A las 16, el ministro Parodi expondrá la situación económica, que será el disparador para la oferta salarial. Sindicatos insisten en que antes de una suba en base a la inflación, se debe elevar el básico que no llega a $3.000.
Hoy se corre el telón de la negociación por los sueldos de 2013. El ministro de Economía Carlos Parodi expondrá y los gremios escucharán. A las 16, en el Centro Cívico Grand Bourg, los funcionarios harán un paneo de la situación económica, que al menos hasta el primer semestre padeció una desaceleración, en sintonía fina con el país. Ante el escenario, ¿podrá la administración de Juan Manuel Urtubey dar un aumento que supere la inflación real?

Para los sindicalistas, el 22% que se otorgó en forma “muy escalonada” (en tres cuotas en febrero, mayo y septiembre) hizo añicos el poder adquisitivo. Eso no es todo: docentes, maestros y otros empleados públicos quieren una verdadera limpieza en sus ingresos: “Lo que se cobra en negro, que pase en blanco”. Al parecer, la receta no será de fácil aplicación para Parodi.

En las sedes sindicales de Salta, el pedido de incremento salarial para el 2013 no baja del 30%. Se despojan de los índices minimizado del Indec que dibujan una inflación del 10% anual. Pero antes, ponen el acento en actualizar lo que hoy cobran, “en recomponer lo que corresponde a 2012” y en revisar la escala salarial. Los profesionales de la educación y la salud reniegan porque el sueldo básico no llega a los $3.000. El piso en el sector público está muy cerca del nuevo salario mínimo, vital y móvil que el Gobierno nacional elevó a $2.670 y en febrero se estancará en $2.875. La Interhospitalaria, frente que reúne a asociaciones de los hospitales San Bernardo, Del Milagro, Materno Infantil, y otros, manifestó su preocupación por el pago no remunerativo que en forma sistemática recurre la Provincia y perjudica a los trabajadores, sobre todo al momento de jubilarse.

La administración de Urtubey mantiene como una tradición acordar los incrementos en los haberes en octubre. Sin embargo, hay gremios que insisten en que las puertas de las paritarias se retomen a lo largo del año, para evitar la degradación de los ingresos.

Este año, Parodi quiere, en la primera charla, una mesa grande, con todos los sindicatos de la provincia. Luego, la negociación se centrará en cada sector, primero maestros y después médicos. De ahí saldrá el porcentaje que se aplicará a las otras reparticiones estatales.

El gobierno salteño acumula un desfasaje en las asignaciones familiares. Semanas atrás, la Nación subió de $270 a $340 el valor por cada hijo. En Salta, siguen con el primer valor. También habrá que ver si Parodi, al igual que en 2011, propone pagar sumas fijas, no remunerativas y por única vez, al menos por cuatro meses.

Antigüedad, montos en negro y más ingresos para el interior

Los gremios quieren que la lupa se enfoque en reclamos que van más allá del incremento 2013. Coinciden en que una buena recomposición salarial y una revisión en la escala hará que más profesionales migren a las escuelas y hospitales del interior.

Gustavo Soto, secretario general de UPCN, dijo que un planteo es sacar el tope de antigüedad de 35 años. “Hay compañeros que llevan 39 años y el porcentaje ya no se mueve”. Además insiste en la necesidad de inyectar sumas para que 2012 no cierre con sueldos tan deprimidos por la inflación.

Cristina Nesrala, de Apsades, saludó que el ministerio de Economía los haya invitado a participar de la primera ronda. “Hace dos años que no nos avisaban”.

“Vamos a escuchar. Ellos hacen la presentación y de ahí empieza la discusión. Pero tiene que quedar en claro que $2.500 de básico para un médico es insuficiente. Y los montos en negro que se cobran perjudican a los que se están por jubilar”.

En la ADP, un gremio docente, ayer ultimaban los detalles de una guía de pedidos para mejorar la economía de los docentes salteños. Patricia Argañaraz, secretaria general de la entidad, marcó que hay que hablar de una nueva escala para los maestros, “con una recomposición”.

“El 22% que nos dieron fue superado por la inflación. Ahora no queremos que el aumento sea en cuotas”, agregó Juan Arroyo, de ATE.

Comentá la nota