El Gobierno analiza la propuesta del SUTE de modificar la antigüedad

El Gobierno analiza la propuesta del SUTE de modificar la antigüedad
En el primer año se pagaría 10 por ciento y, luego, el salto sería progresivo, de cinco en cinco puntos, hasta completar la década.

La modificación en la escala de la antigüedad es uno de los puntos en los que el Gobierno provincial y el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) intentaron avanzar ayer, lo que, a la vez, destrabaría otro punto que se presentaba como conflictivo y que es un ítem denominado cláusula de garantía. La cláusula de garantía es un compromiso que asumió el Ejecutivo provincial de pagar un mínimo de 3.000 pesos de bolsillo para los trabajadores de la educación que no alcanzan las 18 horas cátedra.

En la actualidad, hay 10.773 agentes públicos de la educación que están comprendidos bajo esta asignatura, y la intención del SUTE era que se ampliara a la cantidad de años de trabajo por la que se percibe este ítem, que hoy es hasta los 6 años de antigüedad. La explicación que dan desde la organización gremial es la siguiente: cuando un docente trabaja hasta 18 horas se le garantiza el cobro de 3.000 pesos; pero, cuando, por ejemplo, se desempeña el doble del tiempo, es decir, 36 horas, el ingreso no es de 6.000 pesos, sino de unos 4.800, aproximadamente.

Esto se debe a que la cláusula de garantía cubre un valor de la hora hasta las primeras 18, pero no por las siguientes; entonces, en el SUTE dicen que se produce un problema que, en definitiva, afecta al gobierno escolar: muchos educadores renuncian a horas. Del lado del Ejecutivo, cuando comenzaron a escuchar este planteo, hubo un poco de preocupación ya que, según indican los paritarios de la Dirección General de Escuelas, la cláusula de garantía le representa una cantidad de dinero equis –dato no precisado aún por los técnicos–, pero que, al hacer las cuentas de a cuánto se podría ir este monto con el pedido del SUTE, el número se podría multiplicar más de diez veces, lo que lo hace insostenible.

Para intentar resolver cómo salir gradualmente de la cláusula de garantía, el gremio docente presentó ayer un esquema que modifica año tras año lo que se percibe como antigüedad. Hoy, este ítem se va incrementado cada dos o tres años en su porcentaje; es decir, que hay períodos de más de doce meses en los que se mantiene y el salto en la suba se produce escalón por medio. Ayer, el SUTE les mostró a los funcionarios del Ejecutivo una idea: que en el primer año se pague 10 por ciento por antigüedad, en el segundo año se percibirá 15 por ciento, y así la progresión va año por año de 5 puntos en ascenso.

Esto se mantendría hasta los 10 años de antigüedad, cuando se pagaría 55 por ciento por este ítem. De ahí en adelante, no habría cambios respecto de como se liquidan los salarios de los trabajadores de la educación hoy. Los paritarios del Gobierno se llevaron la propuesta para ir analizándola –especialmente con los funcionarios del Ministerio de Hacienda– pero, en principio, habría buena voluntad de estudiar la oferta pues, de esta forma, se podría ir eliminando gradualmente la cláusula de garantía. La próxima reunión paritaria se realizará el martes.

Comentá la nota