El Gobierno convalidó la elección de autoridades de la CGT antimoyanista

El Gobierno convalidó la elección de autoridades de la CGT antimoyanista
Así lo expresó Tomada, quien antes había impugnado el congreso convocado por Moyano. Cerca del camionero acusaron a sus rivales de apoyar los intereses políticos de Cristina.

ELIZABETH PEGER Buenos Aires

Después de haber anunciado el miércoles la liberación de $ 2.000 millones para las obras sociales, el Gobierno ofreció ayer otra señal importante hacia el frente de gremios antimoyanista, al confirmar que validará la convocatoria efectuada por el sector para elegir las autoridades de su CGT el próximo 3 de octubre. La posición del Ejecutivo fue planteada por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, quien consideró que la reunión del comité central confederal del antimoyanismo que el miércoles aprobó el llamado a elecciones “se desarrolló dentro de los carriles normales y participó una gran cantidad de gremios”. Y añadió: “Esto preanuncia que el congreso normalizador donde se elegirá a nueva conducción, podrá realizarse sin ningún tipo de dificultad”.

La posición expresada por Tomada, en el marco de un acto organizado por la UOM, constituye un clara señal en el sentido de que luego del congreso del 3 de octubre, la cartera laboral otorgará reconocimiento legal a la CGT compuesta por los rivales de Hugo Moyano. Justamente el Ministerio de Trabajo declaró ilegal la elección de autoridades cegetista realizada por el moyanismo el pasado 12 de julio y desconoció la conducción surgida en ese encuentro.

En medio de los gestos oficiales a sus adversarios gremiales, desde el moyanismo, el dirigente Sergio Palazzo (bancarios) acusó ayer a los dirigentes enfrentados al camionero de alinearse con la Casa Rosada para “respaldar los intereses políticos del Gobierno”. “Creo que lo que se ha armado es un frente de respaldo a la política del gobierno y no una CGT que vaya a luchar por los derechos de los trabajadores”, dijo Palazzo en declaraciones a la agencia Dyn.

Por su parte y ya con el aval legal asegurado por parte del Gobierno, el antimoyanismo dedicará las próximas semanas a definir la conformación de su propia conducción. Mientras que algunas corrientes internas impulsan la alternativa de definir una conducción colegiada y plantean la apuesta por un triunvirato, en otros sectores insisten con una jefatura unipersonal. En ese último caso, algunos dirigentes reiteraron su apoyo a la candidatura del metalúrgico Antonio Caló, a pesar de lo debilitada que quedó su postulación tras sus idas y vueltas de las últimas semanas, en tanto que también se comenzó a barajar como alternativa la figura del titular del sindicato de peones de taxis, Omar Viviani.

La definición del armado antimoyanista igualmente dependerá de si finalmente el gastronómico Luis Barrionuevo decide sumarse o no al sector, pese a que no participó el miércoles de la reunión del confederal de los rivales del camionero.

Comentá la nota