El Gobierno cree que los aumentos salariales le van a ganar a la inflación en diciembre

Prat-Gay, Frigerio y Triaca descartaron la reapertura de paritarias; críticas a los gremios

 Casa Rosada siguió con atención ayer los movimientos de la flamante CGT unificada y sus reiterados pedidos de reapertura de paritarias, escenificados en su encuentro con la Iglesia. A pesar de la insistencia del reclamo, compartido y hasta potenciado por los sindicatos más combativos, el Gobierno dejó en claro, a través de varios integrantes del gabinete, que considera "suficientes y razonables" los aumentos salariales otorgados durante este año. Y ratificó que reabrir las negociaciones con los distintos sectores sindicales no está ni siquiera en estudio, al menos durante lo que queda de 2016.

"Con los valores de agosto se empieza a recuperar el poder de compra de los salarios, y esto se va a acentuar el año que viene", afirmó por la mañana a Radio Continental el ministro del Interior, Rogelio Frigerio . La previsión de inflación que aparece en el proyecto oficialista del presupuesto 2017 será el tope de la negociación, recién el año próximo. "Prevemos una inflación del 17% en 2017, las paritarias tienen que estar en esa tendencia", agregó el ministro del Interior.

En el mismo sentido se expresaron los ministros Alfonso Prat-Gay (Hacienda) y Jorge Triaca (Trabajo), disertantes en la mesa "Crecimiento inclusivo para la generación de empleo", durante el Foro de Inversión y Negocios que se desarrolla en el Centro Cultural Kirchner.

"En las paritarias se acordó una variación mensual del 2,5%, por lo tanto ahora vemos que se recupera el poder adquisitivo del salario", opinó el ministro de Hacienda.

Al igual que Triaca, Prat-Gay hace el cálculo: la inflación anual hoy llega al 40 por ciento, pero en diciembre llegará a menos del 35, mientras que el promedio de los aumentos pactados con los gremios no llegaría a esa cifra.

"Hemos escuchado durante todo el año los reclamos gremiales. Fijamos una agenda común y avanzamos con éxito en el 90% de las paritarias", destacó Triaca antes de ingresar al foro en el CCK. Optimista, aseguró además que "vamos hacia un escenario de previsibilidad donde se genere confianza, en conjunto, el Gobierno con los gremios".

En diálogo con LA NACION, un ministro explicó el panorama bajo la misma perspectiva. "Los únicos dos gremios que nos hicieron una petición formal de reapertura son los bancarios y los docentes. Allí hay una mezcla de sobreactuación e internas dentro de los mismos sindicatos", razonó el funcionario.

En el Ministerio de Trabajo se habla de la "sorpresiva radicalización" del titular del gremio de los bancarios, Sergio Palazzo y de la interna que sacude a la Ctera entre el bonaerense Roberto Baradel y Sonia Alesso. "Se pelean a ver quién es más combativo", se quejaron cerca de Triaca. Y fustigaron a los gremios, "que se preocupan sólo por los que ya tienen trabajo en blanco, mientras nosotros queremos incluir a más de cuatro millones que hoy están fuera del sistema laboral o en negro".

El propio presidente Mauricio Macri había pedido anteayer "prudencia" a los gremios, que amenazan con un paro general si no son satisfechas sus demandas. "El salario real se irá recuperando mes a mes porque las paritarias de este año ya están yendo más rápido que la inflación", agregó también anteayer el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en un razonamiento que el Gobierno exhibió en las últimas horas en sus charlas reservadas con sindicalistas.

El Gobierno confía en que la mayoría de los gobernadores del PJ, con los cuales anudó una buena relación, ayuden a morigerar los reclamos. "Ellos mismos se van a oponer a la reapertura de paritarias porque no tienen fondos para afrontar más gastos en salarios", agregaron desde el Gobierno.

Además, la Casa Rosada busca endulzar los oídos de los gremios con una promesa: se buscará, como anticipó Frigerio, "lograr superar un desafío que nunca se logró en el país: volver a crecer con salarios altos", tal cual afirmó el titular de la cartera política.

Comentá la nota