El gobierno denunció a sindicalistas por sustraer un camión e impedir el ingreso al basural

El gobierno denunció a sindicalistas por sustraer un camión e impedir el ingreso al basural

A través de un comunicado, titulado “¿Reclamo laboral o salvajismo intencional?”, el Ejecutivo sostuvo que “agentes municipales, encabezados por sindicalistas del sector, luego de sustraer un camión municipal del Taller Nº 1, trasladaron el vehículo hasta la planta de disposición final de residuos obstruyendo el acceso a dicho predio e impidiendo la prestación de un servicio público que, por su naturaleza, pone en riesgo la salud pública”.

A través de un comunicado, desde el Departamento Ejecutivo denunciaron que sindicalistas y trabajadores municipales robaron un camión del Taller N° 1 e impidieron el acceso al Basural Municipal de la ruta 192. Por tal motivo, se presentó una denuncia penal. 

En tal sentido, detallaron que "en horas del mediodía, un grupo de personas –agentes municipales, aunque no se puede precisar si todos tenían esa condición- encabezados por sindicalistas del sector, luego de sustraer un camión municipal del taller Nº 1 –presuntamente apropiándose de sus llaves o poniéndolo en marcha por otros medios- trasladaron el vehículo hasta la planta de disposición final de residuos sita en la Ruta 192, obstruyendo el acceso a dicho predio e impidiendo la prestación de un servicio público que, por su naturaleza, pone en riesgo la salud pública".

"De inmediato –constatado el hecho- se requirió el auxilio de la fuerza pública, formalizándose la correspondiente denuncia penal", explicaron las autoridades.

Bajo el título "¿Reclamo laboral o salvajismo intencional?", sostuvieron que "se trata de una acción deliberada y fuera de la ley, ejecutada en el marco de un reclamo de aumento salarial en el que está interviniendo el Ministerio de Trabajo provincial, sin que se haya agotado la vía del diálogo y las negociaciones".

"Sin embargo, lejos de actuar en el contexto de un reclamo laboral, quienes dicen luchar por los derechos de sus representados, desconocen el derecho de los demás, insultando y "apretando" a los trabajadores que eligen ejercer su derecho a trabajar, agrediendo y amenazando a funcionarios y, ahora, afectando la prestación de los servicios públicos".

"Decididamente se ha desdibujado lo que debió ser una negociación paritaria civilizada, a esta altura sometida a la intencionalidad política de expandir un plan claramente diseñado para desestabilizar al gobierno municipal, despreciando a la comunidad, definitivamente afectada por un injustificable vandalismo gremial".

En ese contexto, desde el Ejecutivo afirmaron que "no se admitirán más actos de violencia, no se pondrá en riesgo la integridad de los trabajadores ni de los bienes municipales –que pertenecen a la comunidad-, ni se admitirá que quienes pretenden adueñarse no sólo del territorio, sino también de las atribuciones que nadie les otorgó, afecten la tranquilidad pública, la prestación de los servicios esenciales, el derecho a trabajar, transitar o convivir pacíficamente. El gobierno municipal respeta los reclamos laborales, pero apelará a la estricta aplicación de la ley para enfrentar los actos de salvajismo y los ilícitos".

Comentá la nota