El Gobierno desmintió el desalojo en la Isla Demarchi

El Gobierno desmintió el desalojo en la Isla Demarchi
El sindicalista Juan Carlos Schmidt aseguró que están "decididos a no ser desplazados" y no descartó tomar el predio. La aclaración del Gobierno.
Mientras los trabajadores agremiados en el Sindicato de Dragado y Balizamiento lanzaron hoy una dura advertencia ante un posible desplazamiento de la Isla Demarchi, el Gobierno nacional aseguró que "no ordenó" ningún operativo para desalojar el predio en el que planea instalar un Polo Audiovisual y afirmó que ese proyecto "bajo ningún punto de vista atenta contra los puestos de trabajo" que funcionan allí.

La Secretaría de Transporte, a través de un comunicado, aclaró que "en ningún momento solicitó el desalojo del predio" y salió al cruce del secretario general del Sindicato de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmidt, quien amenazó con "resistir" cualquier operativo para desplazar a los trabajadores de su gremio.

"Lamentablemente hay sectores que tienen la intencionalidad de generar incertidumbre y malestar en los trabajadores; quiero aclarar que no hay riesgo sobre ningún puesto de trabajo sino que por el contrario este proyecto del gobierno nacional concreta la creación de nuevos puestos", manifestó el secretario de Transporte, Alejandro Ramos.

Resistencia. Tras el supuesto anuncio de una orden de desalojar “urgente” la Isla Demarchi para concretar el proyecto de un Hollywood K que anunciara la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, los trabajadores del Dragado advirtieron que están dispuestos a “resistir” en el lugar y hasta podrían tomar el predio de la Dirección de Vías Navegables.

Así lo expresó el secretario general del Sindicato de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmidt, uno de los laderos de Hugo Moyano en la CGT, quien aseguró: “Los compañeros están decididos a no ser desplazados del lugar porque esto encierra una enorme cuota de incertidumbre".

Además, los trabajadores de su gremio y otros de ATE analizaban hoy en asamblea la posibilidad de tomar el predio en la Isla Demarchi, donde funcionan los muelles de la flota de dragado y balizamiento, como forma de protesta contra la medida anunciada hoy por el secretario de Transporte Alejandro Ramos.

"Este no es un lugar que puede ser desplazado sin ningún tipo de planificación. Allí se mueve mucho material pesado, nosotros necesitamos muelles y un espejo de agua. Que diga el Secretario de Transporte dónde vamos a amarrar las gradas. Yo ya le manifesté nuestro rechazo a esta medida", dijo el sindicalista.

Cuando la mandataria hizo el anuncio del Polo Audiovisual en la isla, definió el lugar como "un espacio público que hoy no tiene ninguna utilidad" y dijo que eran "tierras que no tenían ningún uso", se quejó Schmidt.

Según el gremialista, las declaraciones de la Presidenta “forman parte de la ignorancia sobre diversos temas en la Argentina", informó DyN.

"Quien le aconsejó a la Presidenta tomar esta decisión indudablemente tiene una alta cuota de ignorancia alrededor de este tema”, agregó. Y explicó que en el lugar "está el amarradero, la base operativa donde amarran los equipos que realizan las tareas de profundización y de señalización de nuestras vías navegables".

También prometió acciones legales: "Vamos a informar los alcances de todas estas medidas y de sus implicancias y resolveremos cuáles son las que vamos a instrumentar, tanto de carácter legal, como de acción concreta. De acción concreta, vamos a resistir el desalojo", enfatizó por radio El Mundo.

Schmidt estimó en “unas 400 personas las afectadas en forma directa", aunque aclaró que en forma indirecta "se puede agregar un centenar más". Con los afiliados a ATE el número de desalojados podría llegar a unas mil personas.

En la isla, un apéndice de Puerto Madero que está ubicado del otro lado de la Dársena Sur frente al barrio de la Boca, está establecida además la Escuela Nacional Fluvial, adonde asisten 200 alumnos y 30 profesores. También allí hay radicados obradores y amarraderos privados, las plantas de almacenaje de YPF, Tandanor y el ex astillero Domecq García.

Comentá la nota