El gobierno no logró ponerse de acuerdo con los gremios estatales

Hasta el momento, sólo se concretaron encuentros informales entre el Gobierno y los referentes gremiales. El Ejecutivo analiza porcentajes propuestos por los sindicatos. Quejas por la precarización laboral.

© Tucumán Noticias | 19/4/2012-00:00 hs. |

Allanado el camino respecto a la disputa salarial con casi la mayoría de los sectores clave de gestión (Educación, Policía, Salud), el Gobierno tucumano todavía difiere una respuesta a los planteos impartidos por parte de los gremios estatales que representan a los trabajadores que se desempeñan en la Administración Pública.

Cuando todo indicaba que ayer podrían haberse sustentado avances en las negociaciones, las mismas se redujeron a meros encuentros de carácter informal, puesto que, en la reunión mantenida desde la Agremiación de Trabajadores del Estado (ATE) seccional Tucumán y la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), seccional Tucumán, con el Ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez, ni siquiera se pusieron sobre la mesa nuevos parámetros porcentuales a los esgrimidos oficialmente.

De acuerdo a lo manifestado por Enzo Alarcón, secretario adjunto de la Federación de Municipios y Comunas Rurales, "una respuesta a nuestra situación se podrá conocer mañana recién (por hoy) en virtud del regreso del Gobernador (José Alperovich, quien se encuentra de viaje por Estados Unidos) para analizar cual será nuestra posición ante lo que propone el Ejecutivo, de ser satisfactoria la aceptaremos".

Al ser consultado si hubo concretamente referencias a niveles de porcentualidad para otorgar a los trabajadores estatales, el dirigente señaló que los guarismos elevados se encuentran en estudio del Ministerio de Economía, "para ver si reciben el aval del Gobernador", adujo.

Cabe recordar que los gremios rechazaron de plano el 20% de aumento expuesto desde un primer momento por el Ejecutivo, en tanto que solicitan un encarecimiento que supere los 30 puntos porcentuales.

Tal es el caso de UPCN, cuyo titular, Luis Albornoz, sostuvo que desde este espacio de representación sindical exigen una suma del 34 por ciento que tenga un impacto al sueldo básico de la categoría inferior dentro del escalafón del trabajador estatal (Categoría 15).

Asimismo, otro de los puntos que deberá ser incluido en la negociación se encuentra relacionado con un adicional no remunerativo y no bonificable para que cada agente de la Administración tenga un incremento real de 1.000 pesos en sus haberes.

Al respecto, Alarcón precisó que su requerimiento se basa en la obtención de un mínimo salarial que supere los 3.000 pesos. A su vez, paralelamente a la cuestión meramente dineraria, el gremialista remarcó la necesidad de avanzar con un estatuto propio de Disposiciones Generales que debe ser sancionado por la Legislatura.

Irregularidades en lo laboral

Por otra parte, hizo mención a los aspectos concernientes a la precarización laboral de la que son objeto los trabajadores de las diversas reparticiones públicas.

"Denunciamos desde hace mucho tiempo que en los municipios existe precarización laboral por lo que hay que dignificar a la gente. Pese a que existe un Pacto Social con 12 municipalidades, la provincia no está dando el dinero todos los meses para pagar los sueldos por lo que es responsabilidad de los Intendentes tratar de evitar que en el futuro tengamos trabajadores por monedas, lo que hace que pierdan la dignidad como seres humanos", advirtió.

Además, el representante de la Federación de Gremios Municipales añadió que "está faltando la actitud de la Secretaría de Trabajo que tiene que salir a los estamentos públicos a hacer inspecciones para determinar la gran cantidad de gente que se tiene trabajando en negro, sin obra social, sin seguro de vida".

Comentá la nota