El Gobierno negocia con petroleras y gremios la apertura de paritarias

El Gobierno negocia con petroleras y gremios la apertura de paritarias

Nación, provincias, empresas y sindicatos se reunieron ayer en la Casa Rosada para coordinar una salida a la crisis que afecta el sector y un plan para evitar despidos

La crisis petrolera que está atravesando el sector en las provincias patagónicas llegó a los altos mandos del Gobierno. Ayer los ministros del Interior, Rogelio Frigerio; de Trabajo, Jorge Triaca; y de Energía y Minería, Juan José Aranguren, recibieron en la Casa Rosada a directivos de empresas y representantes gremiales para acercar posturas y buscar una salida a un conflicto del que dependen miles de puestos de trabajo.

A partir de las 18 y durante una hora y media, en un reunión en la que todas las partes definieron como "positiva", Miguel Angel Gutiérrez (nuevo presidente de YPF); Marcos Bulgheroni (vicepresidente de Desarrollo de PAE); Guillermo Pereyra (titular del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa); de su número dos, Carlos Astrada; Manuel Arévalo (titular de Petroleros Jerárquicos) y Adolfo Sánchez Zinny (presidente de la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales) debatieron sobre posibles acciones para enfrentar la caída en la actividad que incluye decenas de equipos parados y un riesgo de múltiples despidos que preocupa en la industria. También fue de la partida el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, una de las provincias productoras más castigadas.

En el encuentro se determinó que hoy se comenzarán a discutir los salarios de 2016. Los gremios, que a principios de año habían pactado con el Ejecutivo y las compañías postergar las paritarias a cambio de subsidios que mantengan los empleos, pretenden un aumento salarial del 40%. En diálogo con El Cronista, Pereyra sostuvo: "hay que sentarse a negociar cómo continúa el problema, se necesita una actualización salarial y pedimos un 40%: un 8% es por la pérdida de poder adquisitivo sumado a un 32% de aumento". Sin embargo, la intención de las empresas es que se modere el pedido, dado los altos costos por la devaluación y el precio internacional del crudo que no repunta. Según confiaron fuentes que participaron de la reunión, YPF tuvo la voz cantante y llamó a la "racionalidad" para poder cumplir con los planes de inversión previstos sin afectar los empleos. A su vez, también se discutirá entre los actores la continuidad del procedimiento preventivo de crisis que se aplicó a principios de año en todas las provincias productoras con excepción de Chubut. El miércoles volverán a encontrarse las mismas partes en una reunión de monitoreo por este tema.

Para dar un poco más de oxígeno a las compañías, desde el Gobierno se comprometieron a publicar esta semana el decreto que habilitará a saldar la millonaria deuda que mantienen en concepto de subsidios y poner en vigencia el nuevo valor del gas en boca de pozo. En abril, las autoridades nacionales firmaron con las principales petroleras un acuerdo a través del cual el Estado pagará alrededor de u$s 2000 millones correspondientes al Plan Gas, Petróleo Plus y al Programa de Estímulo a la Producción de Petróleo, que fueron implementados por la administración de Cristina Kirchner. Se estima que se realizará a través de bonos soberanos.

Más temprano, el presidente Mauricio Macri recibió a las au toridades de YPF (Miguel Ángel Gutiérrez y al CEO interino Daniel González) junto con el vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, y el ministro Aranguren. Según pudo saber este diario la petrolera estatal mostró los resultados del primer trimestre.

Comentá la nota