El Gobierno de la Provincia llegó a un acuerdo con el Frente de Gremios Estatales

El ejecutivo provincial arribó a un acuerdo con el Frente de Gremios Estatales (FGE) en cuanto a la política salarial que regirá el 2012, adelantará el 9% de aumento a la espera de la pauta nacional y fijará un básico de 2.300 pesos. La recategorización seguirá analizándose.
El entendimiento llegó gracias al esfuerzo y voluntad de ambas partes que apostaron siempre al diálogo y al trabajo en conjunto para llegar a un punto de encuentro.

Teniendo en cuenta la importancia del acuerdo logrado con el sector de los docentes en el pasado mes de febrero y que permitió que las clases comenzaran con total normalidad en la provincia, el Gobierno de Jujuy avanzó una vez más mediante el diálogo en la negociación salarial, en este caso, con el Frente de Gremios Estatales.

Vale recordar que con los gremios docentes se acordó, como puntos más importantes, la conversión progresiva de los fondos que en 2011 se percibían en concepto del Fondo de Compensación Salarial (que provenía de Nación y que ahora es afrontado por la provincia); el respeto al piso salarial que se fije en las paritarias docentes nacionales; y el abordaje de otras situaciones puntuales y más operativas.

El acuerdo entre la Provincia y el FGE señala un 9% de aumento “a cuenta” de la política salarial que fije definitivamente el Poder Ejecutivo Nacional para el año 2012. Es decir que esta pauta es un adelanto ante futuros aumentos que se realizarán teniendo en cuenta que las pretensiones de las entidades gremiales de todo el país (tanto públicas como privadas) rondan un 30%. Por lo tanto, este incremento salarial “a cuenta” significa un anticipo del Gobierno provincial mientras se espera por la definición nacional que habitualmente se da entre mayo y julio y que fue recibida por los gremios que conforman el FGE como un importante avance.

Otro de los puntos acordados se refiere al mínimo salarial que percibirán los trabajadores representados por el FGE y que se pautó en $2300, en línea con el Salario Mínimo, Vital y Móvil nacional, aunque se debe tener en cuenta que en el orden de Nación, ese mínimo está pautado para una jornada laboral de 48 horas semanales, mientras que en la administración pública jujeña la jornada es de 30 horas.

También se convino en que se continuará llevando a cabo acciones para concretar el proceso de Recategorización Escalafonaria que permitirá llevar a cada agente de la administración pública al lugar de la carrera administrativa que legalmente le corresponde, y si bien todavía existen inquietudes e iniciativas de las entidades gremiales por resolver, ya se ha pautado la posibilidad de discutirlos en espacios de trabajo conjunto.

Finalmente, y como una continuación en la labor por las recomposiciones salariales con los distintos sectores, el ejecutivo provincial se encuentra avanzando en idéntico sentido con la Multisectorial y con la Asociación de Profesionales Universitarios de la Administración Pública (APUAP).

Comentá la nota