"Si el Gobierno no quiere escuchar, vamos a tener que hacer otro paro"

El secretario general de la UTA, Roberto Fernández, advirtió que el sindicalismo opositor ya baraja la idea de un nuevo paro, que sería entre fines de este mes y principios de mayo, al no recibir respuestas por parte del Gobierno a sus reclamos. 

En declaraciones a FM Blue, Fernández afirmó: "El silencio que está haciendo el Gobierno de no escuchar y no abrir la puerta para sentarse en una mesa se crea este malestar de un paro nuevamente". 

"Ahora vamos a tratar de que se unan (Hugo) Moyano, (Antonio) Caló y (Luis) Barrionuevo, para ver si podemos unir al movimiento obrero, y ahí el gobierno va a tener que tomar una medida porque se aproxima un paro. Ojalá que el Gobierno sepa recapacitar y busquemos entre todos una solución a estos temas", agregó.

Fernández aseguró que en los próximos días las tres facciones de la CGT mantendrán diálogos con el fin de trabajar en la reunificación, mientras que los sectores más combativos contra la Casa Rosada comenzarán a delinear un nuevo paro como el que se produjo el pasado martes 31 de marzo. La nueva medida de fuerza sería "para fines de abril o principios de mayo". 

"Lamentablemente se viene otro paro, antes vamos a buscar todas las formas para sentarnos a dialogar con el gobierno", dijo Fernández, pero aclaró que antes de definirlo "tenemos que reunirnos todos". 

En cuanto a los reclamos que mantiene en pie el sindicalismo opositor, Fernández consideró que el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias "por lo menos debería llevarse a $30 mil" pero que también "hay que cambiar otras cosas como la tablita". "Se le puede sacar un poquito a otros sectores", afirmó. 

Por su parte, el secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) Mario Calegari, ratificó hoy que ese sindicato reclamará un aumento salarial del 40% en las paritarias del sector, que comenzarán la semana próxima.

"Un aumento salarial del 40% no es un número caprichoso. Surge de estudios que hemos hecho. Por eso vamos a reclamar ese porcentaje", sostuvo el sindicalista.

En declaraciones a radio América, Calegari señaló además que a raíz de "la inflación y del impuesto a las Ganancias, hemos perdido mucho dinero en los últimos dos años".

En enero de este año, la UTA acordó con las cámaras del autotransporte público de pasajeros un ajuste no remunerativo de 5 mil pesos en tres cuotas, a cuenta de futuros aumentos por paritarias. 

Así, los choferes percibieron 2 mil pesos en enero, y dos cuotas de 1.500 pesos en febrero y marzo. 

Por otra parte, Calegari aseguró que "si no existiera el subsidio al autotransporte de pasajeros, el pasaje tendría que estar por arriba de los 10 pesos" en Capital Fedral y Gran Buenos Aires.

Comentá la nota