El Gobierno recibe a sindicatos aliados, mientras Moyano apura su frente opositor

El camionero se verá hoy con Buzzi, quien antes visitará a Micheli. Los tres analizan un frente común contra la Casa Rosada. A su vez, el antimoyanismo se reúne con Tomada

ELIZABETH PEGER

La profunda división que separa a los gremios más afines a la administración kirchnerista de aquellos sectores sindicales que optaron por asumir un rol opositor frente a la Casa Rosada se hará visible hoy en una jornada de múltiples reuniones en la que el Gobierno volverá a ofrecer gestos políticos hacia sus aliados en el ámbito gremial. Como ocurrió hace menos de un mes con la recepción a la CGT antimoyanista, la presidenta Cristina Fernández repetirá esta tarde la bendición hacia el sector de la CTA que lidera el docente Hugo Yasky, a quien recibirá en la Casa Rosada para analizar la inminente convocatoria al Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil.

Apenas unas horas antes, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, se reunirá con una decena de dirigentes del frente antimoyanista para dar continuidad al diálogo iniciado el mes pasado por la Presidenta. En ese sentido, la expectativa de los sindicalistas que participarán del encuentro se concentraba en la definición de la fecha de la discusión del salario mínimo, previsto inicialmente para antes de fin de mes, y en alguna respuesta del Ejecutivo al reclamo por la suba de las asignaciones familiares. “Creemos que algunos pedidos se van a empezar a resolver, aunque no sabemos cómo ni cuándo”, confió un dirigente a este diario, al tiempo que anticipó que el sector se entrevistará en los próximos días con la titular de la Superintendencia de Salud, Liliana Korenfeld, a la espera de una decisión oficial por el reparto de fondos adeudados a las obras sociales.

Al encuentro con Tomada asistirán los dirigentes Juan Belén (UOM), los independientes Gerardo Martínez, Andrés Rodríguez y José Luis Lingeri, los gordos Armando Cavalieri, Oscar Lescano y Héctor Daer y los ex moyanistas Jorge Lobais, Omar Maturano y Norberto Di Próspero. El sector apuesta a definir con el ministro la composición de la representación sindical en el Consejo del Salario, donde propondrá un aumento del 25% para llevar el actual piso salarial de $ 2.300 a $ 2.875, lejos del reclamo de Hugo Moyano de un mínimo de $ 3.500.

Justamente Moyano tiene agendado para esta tarde un encuentro con el titular de la Federación Agraria (FAA), Eduardo Buzzi, con la idea de acordar un frente común destinado a potenciar mediante protestas una serie de reclamos compartidos en materia económica y social. El encuentro entre el camionero y Buzzi tendrá lugar horas después de la charla que el líder de la FAA mantendrá al mediodía con Pablo Micheli, titular de la CTA disidente, quien también apuesta a avanzar en un entendimiento con Moyano para convocar a un paro nacional contra el Gobierno y en reclamo por la baja del impuesto a las Ganancias, la universalización de las asignaciones familiares y el pago del 82% móvil a los jubilados, entre otros planteos.

Comentá la nota