El gobierno suspende el diálogo con legislativos que ratificaron las medidas de fuerza

El gobierno suspende el diálogo con legislativos que ratificaron las medidas de fuerza
El ministro de Economía, Federico Muñoz Femenía, anunció ayer la suspensión del diálogo que iba a mantener con los empleados legislativos el jueves ante las medidas de fuerza concretadas por los trabajadores de la Cámara de Diputados.

Sin embargo, los sindicalistas de la Asociación Gremial Unión de Empleados Legislativos (Aguel) ratificaron las medidas de fuerza, es decir, un paro de actividades con asistencia a los lugares de trabajo hasta el jueves.

Desde el bloque oficialista se procuraba dialogar con los legislativos a fin de destrabar el conflicto salarial y así poder sesionar esta semana.

También en la oposición se mostraron dispuestos a mediar y a tratar de inmediato los proyectos de leyes relacionados con la recomposición salarial, uno de ellos autoría de Mirta Morel.

Posición de los empleados

Los dirigentes de la Aguel explicaron ayer que “el reclamo de incremento salarial no es nuevo, y hasta ahora no obtuvimos respuestas por parte de los administradores del Poder Legislativo, que tuvieron un clara actitud dilatoria”.

En tal sentido, el secretario general del sindicato, Luis Núñez, manifestó que “antes del viernes habían mantenido una reunión con el presidente de la Cámara, Eduardo Aguilar. En esa oportunidad nos pidió quince días para analizar mejor la propuesta”.

“El viernes nos respondió que necesitaba más tiempo y que el jueves se presentaría el ministro Femenía. Para nosotros claramente se trata de una maniobra para dilatar los tiempos”, comentó.

Suspensión del diálogo

El Ministerio de Hacienda informó sorpresivamente que “quedó suspendida la reunión prevista con uno de los sindicatos del Poder Legislativo para el próximo jueves al mediodía”.

“Llegamos al diálogo sobre la base de la buena voluntad, y sostenemos que es la única manera de alcanzar entendimientos, pero no es posible construir consensos desde una medida de fuerza”, explicaron fuentes vinculadas con la cartera.

Luego, ratificaron: “Siempre tenemos las puertas abiertas al diálogo responsable con los trabajadores estatales, a través de sus representantes sindicales, en el marco de la prudencia que solicitó el gobernador (Jorge Capitanich) a todos los sectores de la provincia, frente al actual escenario económico”.

Ahora bien, ese diálogo “con todos los sectores, en las diferentes mesas de diálogo, debe respetar las pautas fiscales fijadas y tener en cuenta las posibilidades financieras de la caja del Estado”.

Posible mediación

Aprovechando que varios legisladores del oficialismo tienen una relación estrecha con empleados y dirigentes, el bloque buscaría descomprimir la situación dialogando con el sindicato pero apoyando claramente la política salarial.

“Defenderemos claramente la posición del gobierno, y los empleados deben tener prudencia a la hora de pedir incrementos salariales sabiendo que hoy la situación económica no es la mejor”, comentó el presidente Ricardo Sánchez.

Anoche se desarrollaba una reunión del bloque para definir los pasos por seguir y analizando las alternativas que podrían presentar para que el sindicato acceda a levantar la medida que amenaza la sesión del miércoles.

Coment� la nota