González Moreno “conmocionado” por conflicto laboral en planta cerealera

Un importante conflicto vecinal se vive por estas horas en González Moreno a raíz de un inconveniente laboral registrado entre el gremio de UATRE y una planta cerealera que desde hace décadas funciona en la localidad.
General Pico - Un equipo periodístico de LA REFORMA llegó ayer por la mañana hasta el lugar y escuchó distintas ‘campanas’ de una particular situación que encontró un principio de solución en horas de la tarde, cuando se dictó desde Trenque Lauquen una “conciliación obligatoria” por 15 días.

El conflicto cobró intensidad el último viernes con una ‘asamblea permanente’ de los trabajadores en las puertas de la empresa Cereales González Moreno, que afectó el normal desarrollo de numerosos transportistas que operan con la firma y tuvo rebote en vecinos de la localidad, ligados directa e indirectamente a la vida comercial cerealera.

La medida de fuerza continuó el sábado, tuvo un impasse el domingo y se profundizó en la mañana de ayer cuando trabajadores de la empresa, transportistas y vecinos se manifestaron en el acceso de la localidad -sobre la Ruta Provincial Nº 70- contra la medida de fuerza de UATRE, entendiendo que la misma podría llevar al cierre de la planta.

Por su parte, representantes del gremio justificaron su presencia en las puertas de la empresa por una supuesta actitud ‘discriminatoria’ de la patronal para con sus afiliados, a la hora de repartir las tareas.

Trabajadores

LA REFORMA llegó sobre las 11:00 de la mañana de ayer hasta la manifestación vecinal en el acceso a la localidad y allí dialogó con dos trabajadores de la cerealera, identificados como Luis Paterlini y Leonardo Cuello, que dieron cuenta de la posición de la empresa.

Paterlini explicó: “Ésto comenzó el viernes con un corte al ingreso a la planta, porque quieren que la empresa tome empleados de la bolsa de la UATRE para cumplir las tareas de descarga y carga de cereal”, amparándose en una Ley recientemente creada que favorece al gremio.

Asimismo añadió que ante tal situación la empresa manifestó “que tiene empleados fijos desde hace muchos años, y que con ellos puede hacer tranquilamente el trabajo”.

“La empresa no está en contra de la bolsa de trabajo de UATRE, que hace dos años se instaló en González Moreno con una oficina, dice que va a tomar gente cuando lo necesite, como lo viene haciendo. Pero bueno, esta gente dice que no es así y que el manipuleo del cereal lo tienen que hacer ellos y por ende quedarían empleados fijos de la cerealera sin poder trabajar y tendrían que ser despedidos, que es lo que no queremos”, subrayó.

En ese tramo de la charla, Paterlini advirtió que el conflicto con la UATRE pone en riesgo la continuidad de la planta y que los vecinos ven “que se va cerrando una fuente de trabajo importante en el pueblo”, que afecta a unos 15 trabajadores fijos en la empresa y alrededor de 40 transportistas de la localidad que operan directamente con la firma.

Cabe destacar que la supuesta posibilidad de cierre caló hondo en la comunidad de González Moreno y por ello muchos vecinos ayer se encontraban a la vera de la ruta 70 quemando neumáticos, en apoyo de los empleados y transportistas locales.

Sobre la pueblada, Leonardo Cuello señaló que comenzó el sábado por la tarde con una marcha por las calles de la localidad de la que participaron “los transportistas del pueblo y otro 50 por ciento de camiones de afuera que nos hacen falta para cumplir con el trabajo de cosecha”, mientras que en el día de ayer “el pueblo se manifestó en las calles” con una movilización ante la delegación municipal y posterior concentración en el acceso de la localidad.

En relación directa con el conflicto Cuello ilustró que “las cosas no dan para más, porque la empresa sufre un acoso desde hace dos años de esta gente” y seguidamente denunció que “hay cosas que no quedan claras porque la zona de cosecha es muy grande, en la que hay muchas empresas similares y más grandes que esta, y ninguna está sufriendo ningún tipo de acoso como sufre la nuestra”.

Camioneros

Por otra parte, algunos camioneros que se encontraban “parados desde el jueves” señalaron que desde hace muchos años operan con la empresa y que se ven directamente afectados por el conflicto laboral.

De acuerdo a su experiencia, evaluaron que se trata de una “medida de fuerza nunca vista” en la zona; y acotaron que el conflicto se profundizó en los últimos días “en una época de plena cosecha” de soja y maíz.

Vecinos

En tanto, algunos vecinos consultados por este medio mostraron su preocupación ante el posible cierre de la firma, y en ese marco recordaron que “acá, hace muchos años, se cerró Maderera del Oeste y no hicimos nada... el pueblo depende de la planta, por los que están empleados y porque muchos comerciantes dependen del movimiento de los transportistas”, relataron.

Sobre la acción de UATRE, dijeron no entender porqué afecta sólo a la planta local y no a la de la multinacional Cargill que se halla en cercanías de la localidad, pero con un funcionamiento diferente, ya que “al cereal lo sacan por el ferrocarril”.

Asimismo manifestaron que ‘entienden’ el reclamo de los trabajadores afiliados a UATRE, pero puntualizaron que “tampoco se puede ser así, con una medida de fuerza arbitraria” que afectó el funcionamiento de la empresa.

UATRE

Posteriormente, LA REFORMA llegó hasta la puerta de acceso a Cereales González Moreno donde un grupo de trabajadores y delegados de UATRE se encontraban preparando la comida y aguardando novedades de la reunión sostenida en el Ministerio de Trabajo de Trenque Lauquen, para decidir la continuidad o no de la medida de fuerza.

Según se conoció horas después, las partes mantuvieron una extensa reunión en la que culminaron acatando una medida de “conciliación obligatoria” por espacio de 15 días.

El delegado gremial Walter Chaves (oriundo de la localidad de Vedia) explicó ayer al mediodía que el conflicto se generó porque la empresa “no cumple con normas de trabajo” y precisó que “las tareas que le corresponden a los chicos de UATRE las están haciendo con gente de ellos”.

Sobre la manifestación vecinal en la ruta 70 evaluó: “Nos favorece a nosotros”, por la magnitud que cobró la situación en los últimos días; y aseguró: “Acá hay una sola persona que tiene que destrabar todo esto y es Lito Viñuela, el titular de la empresa que no quiere cumplir con las normas laborales de UATRE”, denunció.

Asimismo otras personas que se encontraban en el lugar apuntaron que el conflicto laboral data de hace aproximadamente dos años y que el último jueves se había firmado un acuerdo de partes que 24 horas después fue ‘incumplido’ por la empresa.

Al respecto ilustraron que “el jueves las partes tuvieron una reunión y habían quedado de acuerdo para que trabajaran cuatro chicos, pero el viernes pidieron solamente a dos y después la gente de ellos estaba haciendo la tarea de descargar y cargar el cereal que le corresponde a UATRE”.

Allí se generó una ‘asamblea permanente’ en la puerta de la planta que continuó durante viernes y sábado, mientras que el domingo hubo un impasse para que varios camiones que se encontraban parados pudieran descargar cereal; al tiempo que ayer se volvió a la medida de fuerza.

También dejaron en claro que “lo que se reclama es el trabajo que le corresponde a la gente de UATRE... los empleados de ellos pueden trabajar, pero en otras tareas”; y completaron que las amenazas de cierre de la empresa son sólo eso.

Policía

Por último, cabe señalar que la manifestación de ayer en la ruta 70 fue controlada por efectivos policiales bonaere nses, que advirtieron de la particular situación a ocasionales conductores que circulaban por el lugar e intentaron permanentemente mantener a los vecinos de González Moreno fuera de la vera de la cinta provincial.

En tanto, en el ‘piquete’ de UATRE ayer no se observó presencia policial -al menos cuando estuvo LA REFORMA-, pero sí la hubo el sábado y con un amplio dispositivo en torno a la puerta de ingreso a la cerealera, tal vez temiendo algún enfrentamiento entre vecinos, que sería algo realmente lamentable, teniendo en cuenta que conviven en una comunidad pequeña del oeste bonaerense, de características similares a muchas del norte pampeano.

Comentá la nota