La gráfica Donnelley ahora funciona como cooperativa

La gráfica Donnelley ahora funciona como cooperativa

La empresa estuvo en medio de una polémica por la "quiebra exprés" que denunció la presidenta. Hoy es llevada adelante por sus propios trabajadores.

Desde hace un tiempo, el conflicto sindical de la empresa Donnelley acaparó la atención de muchos. No es para menos: al anuncio de quiebra y retiro del país de la compañía multinacional se le sumó la denuncia de la presidenta Cristina Kirchner de que consiguieron una "quiebra expres" y hasta mencionó la posibilidad de aplicar la ley antiterrorista. Hoy, ya sin sus ex jefes, los trabajadores de la gráfica decidieron continuar allí en forma de cooperativa.

Los trabajadores de Donnelley no descartan una eventual expropiación o que otros compradores se hagan cargo de los talleres. Mientras tanto, se mantienen en funcionamiento bajo la forma de una cooperativa con el nombre de Madygraf, indicó el portal Infojus.

La ex Donnelley cuenta con 400 trabajadores y, aseguran sus "dueños", facturaron dos millones de pesos en un mes, que queda a disposición del juzgado que entiende en la quiebra. Uno de los operarios, de nombre Charles, admitió al medio que han recibido ayudas de un ex trabajador de la ceramista Zanón, que también fue administrada por sus empleados tras la quiebra de la compañía. En la cooperativa cobran aproximadamente cuatro mil pesos cada uno.

El mismo trabajador admitió que "el discurso de la Presidenta nos favoreció" aunque a la vez pide ayuda para destrabar la situación judicial: "alguien se tiene que hacer cargo de que podamos cobrar, seguimos trabajando para no cortar la relación con el cliente, que la empresa dejó colgado. El ministro (de Trabajo Carlos) Tomada nos prometió el Repro". La editorial Atlántida es uno de los principales clientes de esta empresa.

Comentá la nota