Grave denuncia de fraude en las elecciones de la CTA Santa Fe

Guillermo Ifrán de la Lista 7 y Pablo Vallejos de la Lista 3 denunciaron en Sin Mordaza que hubo un fraude escandaloso en la elección del gremio a nivel local. Falseamiento de números, prohibición para fiscalizar, urnas sin fajas y volantes, aprietes y hasta amenazas habrían formado parte del irregular proceso electoral. "Dejaron a la CTA acéfala", manifestaron.
Las elecciones en la CTA han generado polémica. Si bien todo parece indicar que sería Pablo Micheli el ganador a nivel nacional, ambos candidatos se adjudicaron la victoria luego de los comicios. Por su parte, la provincia de Santa Fe no permanece ajena a esta discusión. En el departamento La Capital la elección se desarrolló con muchos problemas. Para hablar de ellos, Sin Mordaza invitó a Guillermo Ifrán, de la lista 7 y a Pablo Vallejos de la lista 3.

Ifrán comenzó la entrevista mencionando las irregularidades en la fiscalización de las mesas y la diferencia entre los números de ellos y los publicados oficialmente. "En la ciudad de Santa Fe, con la lista 7 nos hicimos cargo de cuatro mesas en la zona norte. Esas mesas tenían aproximadamente 12 mil votantes empadronados, de los cuales fiscalizados hubo 76 votos apenas", comenta Ifrán. Sin embargo, los números oficiales dicen que votaron 1.800 personas. "Nosotros, primero, habíamos impugnado y había un acuerdo nacional de que no se podía votar en casas de familia. Sin embargo, en estas elecciones, las mesas 8, 9, 37 y 38 sí lo hicieron. Dos dirigentes de Amsafe, Cardozo y Testoni, alquilaron una casa de familia. La mesa 37 funcionó en un despacho de bebidas, en un boliche. Esto fue en calle Cafferatta, atrás de la Cárcel de Las Flores" denuncia el dirigente.

Vallejos, por su lado, es mucho más duro en sus acusaciones. "Lo que dice Ifrán es la realidad y es más escandaloso el tema aún. Hay urnas donde votó más gente de lo permitido, donde no se permitía fiscalizar y se intimidaba a nuestros compañeros. Se los amenazaba, recibían disparos, etcétera. El problema es el siguiente: el escándalo en la CTA es nacional y la ciudad de Santa Fe no escapa. Este fraude ha sido pactado tanto por Micheli como por Yasky. Nosotros como lista 3 nos presentamos ante la Nación, tres día antes de la elección para denunciar este pacto. Primero porque nos habían dejado tres listas fuera de la discusión. Cuando había cinco listas, entre dos quisieron cocinar la elección nacional. Además, no había ningún derecho garantizado. No había padrones, que le ley exige que se entreguen con 30 días de anticipación, no había información de cómo funcionaban las mesas. Había 'mesas volantes'; esto es, una mesa que sale de un lugar y pasa por diversas dependencias. No hubo control ni horarios. Había presidentes de mesa que eran candidatos de listas. Acá hay un pacto fraudulento y lo que se pasó es lo que denunciábamos: la central quedó acéfala", disparó el representante de la Lista 3.

"Acá en Santa Fe, llevaron al terreno de la CTA la diferencia que hay en los gremios. El problema que puede tener Sonia Alesso y José Testoni con Terés en el sur o la gente de ATE. Nosotros como organizaciones sociales nos hemos comprometido a seguir trabajando en esta CTA local. Tipos como Cardozo o Testoni son dos incoherentes, dos mafiosos", acusó Ifrán.

Sorprenden ver algunos datos oficiales. En la mesa 45 votó el 170% del padrón; en la 46 el 162%, en la 48 el 258%, en la 81 el 261%. "Las urnas no estaban fajadas, no nos dejaban que los fiscales firmaran los sobres. O sea, negaban la posibilidad de toda participación", informó Guillermo Ifrán.

"Yo soy delegado de base de Amsafe en una escuela, soy congresal nacional de CTERA por la minoría y esta práctica es habitual en nuestro sindicato. En Amsafe, en la CTERA, en ATE. Esto lo vivimos todos los días. No sólo pasa en la CTA. Lo de la CTA es una división en la formación histórica que la fundó, por un problema fundamental: la integración al estado. En un momento, tanto De Gennaro como Yasky, la integraron al gobierno de la Alianza. Ahora no están todos de acuerdo. Yasky la quiere integrar al kirchnerismo y De Gennaro a los partidos que han apoyado a la Mesa de Enlace. Esa es la primera fractura que existe. Lo que necesitamos es convocar a un congreso de delegados para que haya, primero, representación por minorías. Estas dos fracciones no representan a andie", concluyó Pablo Vallejos.

Comentá la nota