Gremialistas locales comienzan a debatir el futuro de la CGT Regional

En julio terminará el mandato de Miguel Arena. La actual conducción convocó a reunión para consensuar quién lo reemplazará. Los oficialistas, el Cesso y los "independientes", ante el complicado desafío de llegar a un acuerdo.
Con un ambiente que se va recalentando a medida que se acerca la hora de las definiciones, los dirigentes gremiales olavarrienses mantendrán hoy un primer encuentro para comenzar a debatir quién será el sucesor de Miguel Arena al frente de la delegación Regional Olavarría de la Confederación General del Trabajo (CGT).

Desde las 18, en la sede del Sindicato de Choferes de Camiones, oficialistas y opositores a la gestión actual se verán las caras y abrirán un debate que promete ser caliente. Arena, cuyo mandato culminará el 25 de julio, ya avisó que no seguirá, y que tampoco aceptará ocupar algún cargo en la próxima conducción.

En cambio, desde sus propias filas, la postura ya estaría tomada: buscarían erigir al joven dirigente sindical Lucas Newbery, secretario general de los playeros de estaciones de servicio, como su sucesor.

En los últimos días, Miguel Santellán, principal responsable del Centro de Estudios Sociales y Sindicales de Olavarría (Cesso), adelantó en diálogo con la periodista Silvana Melo, que no avalarán la candidatura de Newbery. Se mostró a favor de alguien "con experiencia y capacidad" y prefirió a algún hombre del Cesso, "porque eso nos garantiza un trabajo serio".

Arena, molesto

Sus palabras generaron un fuerte malestar entre Arena y sus aliados. "Esas declaraciones de Santellán empañaron un poquito las cosas. Pensábamos hacer mañana (por hoy) una reunión tranquila, buscando consensos, pero en el medio salió Santellán a decir estas cosas, diciendo que quería una CGT seria, y eso nos pareció una falta de respeto. Creemos que a nuestro trabajo lo hemos hecho con seriedad y responsabilidad. Y que no se puede salir a calentar el ambiente de la manera que él lo hizo. A pesar de tanta experiencia que tiene, cometió un fallido grave", dijo anoche Arena, en las horas previas a la reunión.

Unos y otros aseguran tener la intención de encontrar una salida consensuada. Santellán afirmó que "hay que intentar por todos los medios que salga por consenso. Porque imponer cosas no sirve. Termina pasando lo mismo que pasa ahora". Ayer, Arena se pronunció en el mismo sentido. "Nosotros buscamos un consenso. Dios quiera que la inteligencia de todos los dirigentes prevalezca, y que podamos dejar de lado las hipocresías y el internismo", tiró.

Sin embargo, pese a que las declaraciones en ese sentido reflejarían un ánimo conciliador, en la práctica el acuerdo parece, al menos por ahora, una misión casi imposible. "Por lo visto, no creo que haya acuerdo en la reunión de mañana (por hoy). Santellán se cree que es el dueño de toda la verdad. Será dueño de su verdad, pero no de toda. A pesar de eso, nosotros vamos predispuestos a iniciar las conversaciones", aseguró Arena.

Arena no dudó en decir que "hay muchos gremios que están muy mal con las declaraciones de Santellán. Por todos los medios hemos tratado de darle seriedad a la conducción de la CGT. Hemos estado en todos los conflictos, damos cursos de capacitación en nuestra sede. No se puede calentar el ambiente de esa manera. Así, el gremialismo no se puede unir nunca. Fue un error de Santellán hablar mal de un compañero, pero nosotros no vamos a caer en lo mismo".

Aunque Santellán dijo no tener expectativas de liderar la CGT, sí se mostró interesado que la conducción quedara en poder de alguien de su grupo, "porque eso nos garantiza un trabajo serio". Realzó la importancia del Cesso en el mapa gremial local y aseguró que "representamos prácticamente a la mayoría de los trabajadores en Olavarría y no lo digo peyorativamente: está Empleados de Comercio, AOMA, Smata, Luz y Fuerza, camioneros...", enumeró.

Sobre ese punto, Arena también salió a contestarle. "Me llamó (el secretario general de Luz y Fuerza, Eduardo) Amaya, para decirme que si salía a los medios desmintiera que él está trabajando para el Cesso", dijo el titular del sindicato de vigiladores.

A puertas cerradas

El encuentro de hoy se realizará a puertas cerradas, sin presencia de periodistas. Los dirigentes sólo aceptarían el ingreso de camarógrafos y reporteros gráficos, pero luego se encerrarán a solas para iniciar el debate.

Sabiendo de antemano que el consenso será difícil de alcanzar, los dirigentes ya estudian sus próximos pasos. "Estamos en democracia. Si no hay acuerdo, habrá que ir a las urnas. En realidad, ni siquiera a las urnas, sino al voto a mano alzada, porque somos 34 gremios y de última se votará entre los candidatos que cada uno lleve. El error que no debemos cometer es el de pararnos e irnos si no hay acuerdo. Hay que aceptar lo que diga la mayoría", remarcó Arena.

No obstante, todos intuyen que hoy no habrá definiciones y que la ronda de negociaciones se extenderá en el tiempo.

La reunión de esta tarde fue convocada por la actual conducción cegetista regional, y desde el Cesso adelantaron que acudirán a la cita. Las declaraciones cruzadas de los últimos días podrían conspirar contra un acercamiento entre las partes, que hoy se mantienen tan distantes como se han mostrado en los últimos tiempos.

Comentá la nota