Los gremialistas municipales aguardan una audiencia con Héctor Gutiérrez

Los gremialistas municipales aguardan una audiencia con Héctor Gutiérrez
Referentes de ATE, Upcn, Sosba y Soem, que agrupan a los empleados de la Comuna, solicitaron un encuentro con el intendente para resolver algunas cuestiones pendientes. Entre ellas vale mencionar el incremento del Salario Mínimo, Vital y Móvil y la retracción de la bonificación por antigüedad, que pasó del 2 al 1%.
Con el objetivo de analizar las demandas de los gremios: Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Unión del Personal Civil de la Nación (Upcn), Sindicato de Obras Sanitarias de la provincia de Buenos Aires (Sosba) y Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (Soem), LA OPINION dialogó con Oscar Velázquez, secretario general de ATE.

“Venimos solicitando una audiencia con el intendente municipal, Héctor Gutiérrez. En principio este encuentro se había establecido en momento de obtener el incremento salarial anual, que se produjo en marzo. Habíamos quedado que nos íbamos a volver a reunir luego del primer semestre para analizar las condiciones de los trabajadores y las posibilidades que había de mejorar los ingresos de los empleados. Esa reunión aún no se concretó.

“Hemos vuelto a solicitar esta audiencia ya que este mes comenzó a regir un aumento en el Salario Mínimo, Vital y Móvil. Además registramos algunas dificultades en las relaciones laborales, es por este motivo que queremos dialogar con el jefe comunal para encontrar soluciones a estas cuestiones.

“Asimismo tuvimos la posibilidad de dialogar con los concejales para ponerlos al tanto de algunas cuestiones laborales que se dan con cierta irregularidad. En este sentido hemos tenido un fallo positivo ante el reclamo de un trabajador que no cobró sus horas extras. No es el único caso, por eso queremos resolver la situación antes de que el Municipio se vea obligado a afrontar costos mayores. Esto constituye un tema delicado y complejo porque hablamos del cuidado que el Municipio les propicia a sus empleados”, explicó Velázquez.

Salario

La instalación del nuevo Salario Mínimo, Vital y Móvil, que rige desde el 1º de este mes, produjo una pérdida del poder adquisitivo de los sueldos básicos de la Municipalidad. Con relación a esta cuestión, agregó: “El incremento en el Salario Mínimo, Vital y Móvil se dará en dos partes, el primero percibido el 1º de este mes y el segundo a principios del próximo año. La aplicación de este incremento produce un desfasaje, una diferencia de 300 pesos, con los haberes de los empleados municipales. Nosotros siempre usamos como referencia el monto impuesto por el Consejo del Salario y nuestro arreglo con el Municipio se hizo con referencia a otro salario mínimo, que regía a principios de año. Es nuestra intención discutir la posibilidad de un nuevo aumento en los haberes de los empleados. A esto hay que sumarle los atrasos que tiene la Provincia para enviar los fondos que corresponden a esta ciudad. No obstante, como representantes de los trabajadores estatales, entendemos que éstos no deben ser los que toleren esta situación sino que es el área administrativa la que debe hacer el esfuerzo para satisfacer la demanda de los empleados”.

Bonificación

Durante muchos años, los dirigentes gremiales que representan a los empleados del Municipio, han luchado para que la bonificación por antigüedad (que en la Provincia es del 3 por ciento), pase del 1 al 2 por ciento, pedido que fue atendido a principios de año. Pero en los últimos meses se retrotrajo la bonificación nuevamente al uno por ciento. Explicando la situación, Velázquez informó: “El Tribunal de Cuentas Provincial siempre produce observaciones. Cuando esta bonificación se incrementa observa la situación de los Municipios que participan de este incremento. Una contradicción absoluta porque en el territorio bonaerense esta bonificación es del 3 por ciento.

“Creemos que hay que plantear un rechazo, de parte del Municipio y de los concejales, a esta retracción en la bonificación. Queremos salvaguardar los intereses de los compañeros. Obtener el 2 por ciento a principios de este año supuso para nosotros una lucha importante.

“Hay muchas cuestiones que están quedando pendientes y si se demora en su solución los principales perjudicados seguirán siendo los trabajadores”.

Comisión Laboral

La última de las peticiones es la reactivación de la Comisión Laboral, promulgada por decreto hace una década, y que se encuentra sin funcionamiento. Este último requerimiento está vinculado a la profundización y democratización de las relaciones laborales de la Municipalidad, evitando de este modo discriminaciones, postergaciones y degradaciones en la carrera administrativa de los agentes municipales. “En 2000, el intendente puso en marcha este ámbito de debate y de análisis del desarrollo del trabajo dentro de las esferas del Municipio. En los primeros años funcionó óptimamente pero con el transcurso del tiempo se fue diluyendo. Es importante destacar que para nosotros es fundamental la participación de los gremios que somos los que bregamos por el cumplimiento de los derechos de los trabajadores. También es importante que participen los concejales. El trabajo mancomunado hace que se generen importantes avances.

“Advertimos que después de la desaparición de esta organización se produjeron algunas cuestiones indeseables. Tenemos un número muy importante de trabajadores con contrato a término y en este sentido hay que negociar el pase a planta permanente sin que se caiga nuevamente en la figura de ‘temporario’. Consideramos que es el Estado municipal el que debe bregar por la estabilidad laboral de los empleados para que éstos no vean precarizada su labor.

“La idea es reflotar este espacio para encontrar entre todos la solución que creemos que corresponde sin que esto suponga la facultad que los marcos de leyes vigentes le otorgan al Departamento Ejecutivo.

“Cuantas más opiniones, más democracia, la multiplicidad de miradas puede generar mejoras en las relaciones laborales y en el estado mismo de los trabajadores”, aseveró Velázquez.

Audiencia

De acuerdo con lo explicado por el secretario gremial de ATE, aún no se ha obtenido una respuesta satisfactoria. No obstante los dirigentes gremiales esperan ser convocados para evitar situaciones de conflicto. “Queremos charlar con el intendente, hemos presentado notas para que el jefe comunal nos reciba con el fin de seguir avanzando sin ningún tipo de problemas. Sólo reclamamos mejoras que necesitamos imperiosamente”, concluyó Velázquez.

Comentá la nota