Gremialistas paran el mayor yacimiento de petróleo del país

Gremialistas paran el mayor yacimiento de petróleo del país
Es Cerro Dragón, en Chubut, de donde sale el 15 por ciento del crudo que se produce en la Argentina. Fue tomado por trabajadores de la construcción de una agrupación que no responde a la UOCRA. Hubo destrozos en las instalaciones.
Unos 600 trabajadores de la construcción vinculados al sector petrolero tomaron las instalaciones del yacimiento Cerro Dragón, el más importantes del país, provocaron destrozos y paralizaron la producción de crudo. Los protagonistas de la toma dijeron que van a seguir con la medida “hasta las últimas consecuencias”, acusaron al gobierno provincial de “no escuchar sus reclamos” y dijeron que no se hacen responsables “de lo que pueda pasar en el yacimiento”.

La toma fue el miércoles por la mañana. Anoche, la planta que pertenece a Pan American Energy, seguía tomada.

Aunque no hubo más incidentes, en los alrededores podían verse numerosos vehículos quemados y destrozos en las instalaciones.

Durante la toma hubo varios lesionados , en su mayoría empleados de la empresa.

Los manifestantes pertenecen al grupo denominado “Los Dragones”.

Son disidentes de la conducción nacional de la UOCRA que encabeza Gerardo Martínez y no tienen reconocimiento legal. Reclaman por 40 despidos, aumento salarial del 23 por ciento (la UOCRA acordó un 12), el reconocimiento legal y el quite del descuento del impuesto a las ganancias. También, tener los mismos beneficios que los trabajadores petroleros que realizan sus funciones en la boca de pozo.

“Vamos a permanecer aqu í hasta las últimas consecuencias.

No le tenemos miedo a las amenazas del gobierno provincial que nos quiere reprimir con gendarmes”, le dijo a Clarín Angel Ferreyra, dirigente de Los Dragones que se encuentra dentro de la planta.

La protesta paralizó por completo la producción de petróleo y según las autoridades provinciales también podría afectar el abastecimiento de gas en la Patagonia y parte de la provincia de Buenos Aires y del agua para Comodoro Rivadavia.

Pero esto fue desmentido por Los Dragones.

“No es verdad, no tenemos nada que ver ni con el gas ni con el agua. Nos quieren tirar en contra a la gente con mentiras”, dijo Ferreyra.

Los Dragones no tienen personería gremia l, pero participan de las negociaciones salariales. Durante la campaña de las elecciones de marzo de 2011 apoyaron la candidatura del hoy gobernador Martín Buzzi.

Han protagonizado varios incidentes en los últimos años, algunos de ellos enfrentamientos con armas de fuego con la conducción oficialista de la UOCRA.

Ayer por la noche, el gobernador Buzzi ordenó la conformación de un comité de crisis para enfrentar la toma del yacimiento por parte de Los Dragones. Y criticó la actitud del grupo sindical “Hablo en nombre de los 550.000 chubutenses y de los argentinos.

Esta medida es irracional, está afectando el suministro de gas en toda la zona de la Cordillera, desde Río Mayo hasta Lago Puelo, incluyendo en el corte a Esquel, Bariloche y El Bolsón. Dejando sin luz a Río Mayo, Río Senguer, Costa y San Martín e incidiendo negativamente sobre la producción de combustibles a nivel país y amenazando con dejar sin agua a la mitad de la ciudad de Comodoro Rivadavia”, dijo el mandatario, insistiendo en atribuir a los gremialistas tanto el corte de crudo como el de gas y agua.

Los destrozos en el campo de la empresa fueron importantes. El CEO de Pan American Energy, Oscar Prieto, definió la situación con una frase: “La planta parece Bagdad”.

En ese contexto, Ferreyra señaló: “Sabemos que el ministro (de gobierno) Javier Touriñán quiere mandar la Gendarmería a reprimirnos.

Pero no nos asusta. Vamos a estar aquí hasta que nos den una respuesta. Hasta ahora nadie habló con nosotros. Vamos a resistir dentro de la planta”.

Ayer, mujeres familiares de los trabajadores atrincherados hicieron una movilización hacia la municipalidad de Comodoro Rivadavia.

L a situación era tensa al caer la noche pero no se habían registrados nuevos incidentes. Los Dragones estaban dispuestos a resistir hasta tener una respuesta. Camionetas quemadas y oficinas destrozadas eran parte de la geografía del lugar.

Y la extracción de petróleo seguía paralizada.

Coment� la nota