El gremio advierte que los micros serán insuficientes cuando comiencen las clases

El gremio advierte que los micros serán insuficientes cuando comiencen las clases

El secretario de la UCRA reveló que Autobuses se llevó 8 unidades. Le planteó formalmente al intendente que la empresa incurre en lo que es un “retroceso” para el servicio.

 Le exigió a Altolaguirre que cumpla con el pliego y no acepte los modelo 2009 que quiere introducir la firma.

Los colectivos no serán suficientes para cumplimentar el servicio de transporte urbano de pasajeros cuando comience el ciclo lectivo, según advirtió el gremio que agrupa a los choferes, la Unión de Conductores de la República Argentina (UCRA). Así lo afirmó el secretario general de esa organización, José Cisneros, quien reveló que la llegada de antiguos micros de piso bajo -como ayer informó El Diario- se complementa con el retiro de ocho unidades de la firma Autobuses Santa Fe.

Esas unidades que se retiraron eran las que estaban en mejores condiciones, según dijo Cisneros.

El sindicalista insistió en que la firma “usa a los trabajadores y a los pasajeros para tener un mejor rendimiento económico”. El gremio le comunicó formalmente la situación al intendente Leandro Altolaguirre, al que le pidieron que exija el cumplimiento del pliego, cuestión que no sería posible si se permite la utilización de los colectivos modelo 2009.

El pliego establece que ningún colectivo puede tener una antigüedad superior a los cinco años.

Cisneros aseveró en Radio Kermés 106.1 que “de acuerdo a lo que venimos denunciando se han llevado 8 unidades que estaban en mejores condiciones que las demás, trajeron unidades 2009 y es un retroceso. Tuvimos una reunión con el intendente (Leandro Altolaguirre) para que le haga cumplir a la empresa el pliego como corresponde. Estos modelos no están en condiciones de trabajar en Santa Rosa. Aparte del desfasaje que hay en la parte de mecánica. No hay inversión en los coches que son de 2013 o 2014, con menos criterio en coches de 6 o 7 años de uso...”

- ¿Qué cree que hay detrás de esta decisión empresarial?

- Siempre buscan tener más beneficios, y subsidios nacionales y provinciales. Nunca les alcanza. Usan tanto a los trabajadores como a los usuarios para tener mejor rendimiento.

- ¿Hay previstas sanciones o peligra la concesión?

- Esto viene por el tema del fallo de la accesiblidad. La empresa hizo una propuesta de traer unidades usadas, lo tenían que aprobar las ONG. La empresa no ha notificado y el intendente solo se enteró por nosotros. Se llevan las unidades en buenas condiciones. Se llevaron 8 de 32 y hay 3 o 4 coches que son desguazados para reparar los otros coches. Quedan 20 colectivos para el servicio. Se va a complicar cuando empiece el ciclo lectivo. No se va a poder completar ni va a haber refuerzos. Están faltando coches y estos que trajeron no se sabe si se van a aprobar o no, la situación se va a poner complicada.

Tal como informó ayer El Diario, el artículo 22º del pliego de licitación -convocada por la gestión de Luis Larrañaga en el año 2013- tiene una serie de artículos que establece las condiciones del parque móvil.

En el inciso de la “Antigüedad”, establece: “Al momento de la presentación a la licitación o eventual prórroga, los vehículos no podrán exceder una antigüedad de dos (2) años. Asimismo, a los ciento ochenta (180) días corridos, desde la suscripción del Contrato de Concesión, el cincuenta por ciento (50%) de la cantidad total de las unidades afectadas al servicio deberán ser cero kilómetro (0km). Ninguna unidad podrá superar una antigüedad de cinco (5) años durante el plazo de la ejecución del referido contrato”.

Además el mismo artículo agrega que “cuando se trate de incorporaciones de unidades por reemplazo, renovación y/o incremento de flota, independientemente de la causa que las motive, estas deberán ser cero kilómetro (0km) y de modelo correspondiente al año de incorporación de las mismas, con las características exigidas en este Pliego”.

Autobuses Santa Fe es la empresa de Alejandro Rossi (exdiputado nacional y hermano del exministro de Defensa, Agustín “Chivo” Rossi). Gambeteó la puesta en servicio de las unidades de piso bajo, para pasajeros con movilidad reducida. Fue desde que le adjudicaron el servicio en agosto de 2013. La antecesora empresa Plaza (de los Cirigliano) ya los ofrecía. Pero la gestión de Larrañaga le aceptó que brindaran el servicio utilizando combis para personas con discapacidad y movilidad reducida.

Las ONG que abordan la temática de las personas con discapacidad presentaron un amparo. La Justicia provincial les dio la razón y obligó a la empresa a prestar el servicio con unidades de piso bajo.

El juez de Paz electo de Santa Rosa, Nicolás Romano, afirmó, a poco de asumir, que Leandro Altolaguirre “tiene la decisión tomada” y la empresa Autobuses Santa Fe debería adaptar sus unidades para garantizar la accesibilidad de las personas con limitación de movimientos al transporte urbano de pasajeros. “Tienen que tener el piso bajo”, afirmó.

Romano fue el abogado que patrocinó a las organizaciones relacionadas a la discapacidad que promovieron el amparo judicial contra el municipio y la empresa. A partir de que resultó electo como juez de Paz de la ciudad, acompañando a la lista que promovió la candidatura de Altolaguirre como intendente, dio un paso al costado por una cuestión ética.

La nueva gestión no apeló la sentencia del Superior Tribunal de Justicia que convalidó el fallo de un juez civil que obliga a readecuar el servicio.

Las últimas negociaciones se realizaron en los primeros días de la gestión actual. Esa vez el intendente Leandro Altolaguirre advirtió las dificultades de las calles santarroseñas para exigir los colectivos de piso bajo. Desde la empresa no quisieron dar declaraciones públicas.

Coment� la nota