El gremio bloquea el ingreso de hacienda al Mercado de Liniers

El gremio bloquea el ingreso de hacienda al Mercado de Liniers
Exige al Gobierno una política ganadera que asegure las fuentes de trabajo.
Un camión llegado temprano desde el Chaco, cargando 34 vacunos, fue el único que pudo pasar el cerco . Pero desde el mediodía de ayer los vehículos que trasladaban hacienda hacia el Mercado de Liniers quedaron bloqueados por una inesperada manifestación de la Federación Gremial de la Industria de la Carne. El sindicato, que así rompió lanzas con el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, anunció que la protesta se mantendrá por tiempo indeterminado, al menos hasta que el Gobierno le asegure una política ganadera que asegure las fuentes de trabajo.

“He acompañado cada una de las medidas económicas de este gobierno. Pero las acompaño hasta que me empiezan a enterrar a los trabajadores. Ahora t engo que discutir por las fuentes de trabajo y por evitar el desangrado de la industria frigorífica”, justificó la movilización el titular de la Federación, Alberto Fantini. Desde la crisis ganadera de 2009, según el gremialista, unos 8.000 trabajadores del sector fueron despedidos . Y hay otros 2.400 en el patíbulo: cobran un subsidio del Ministerio de Trabajo (el Repro) que apenas le asegura la garantía horaria y poco más de 2.000 pesos al mes.

El detonante de esta protesta sindical – que por ahora no afectará el abastecimiento de carne a la ciudad, pues por el Mercado de Liniers pasa menos del 15% de la oferta de ganad o- fue el cierre de la planta del viejo grupo Swift de Venado Tuerto, en Santa Fe, una de las muchas plantas que decidió cerrar el grupo brasileño JBS. Allí y en otras localidades conflictivas, según fuentes sindicales, podrían extenderse los cortes de ruta a partir de hoy.

“Siguen cerrando frigoríficos y hay despidos masivos por parte del empresariado, mientras persiste el silencio y la falta de respuesta de los organismos del Estado. Nosotros ya nos cansamos: no queremos más subsidios sino trabajo”, señaló el dirigente Miguel Angel Tapia, que ayer comandaba el bloqueo de los accesos al mercado concentrador. Cerca de las siete de la tarde, solo se habilitó el ingreso de casi 30 camiones a un playón de maniobras.

Pero se impidió la descarga de hacienda .

Según pudo saber este diario, para desactivar la protesta funcionarios del Ministerio de Trabajo se comunicaron ayer con Fantini, pero el sindicalista reclamó la creación de una comisión de alto nivel político, que defina políticas que aseguren las fuentes de trabajo en el sector.

De cerca de 500 establecimientos de faena que existían en el país hasta hace pocos años, quedan abiertos unos 350, que además trabajan a media máquina.

Comentá la nota