El gremio de los choferes rechazó el tope de aumento que propone el Gobierno

El gremio de los choferes rechazó el tope de aumento que propone el Gobierno
El jefe de Sipemom, descartó el planteo del ministro de Transporte, quien pidió que la suba no supere el 23%. Dijo que la Nación subsidia con $40 millones mensuales los salarios de los conductores.

El jefe del sindicato de los choferes mendocinos (Sipemom), Rodolfo Calcagni, rechazó tajantemente el tope de aumento salarial que sugirió el ministro de Transporte, Diego Martínez Palau.

Martínez Palau planteó este miércoles que los empresarios no deberían dar un aumento superior al 23 por ciento y reclamó que paritaria con Sipemom sea prudente, dado que un incremento salarial mayor podría impactar nuevamente en el precio del boleto.

“Palau va a tener que definir si es ministro o empresario del transporte, porque yo los salarios los discuto con los empresarios”, reaccionó Calcagni.

Además, el gremialista dijo que el funcionario se contradice al advertir que un aumento alto de los salarios elevaría la tarifa de colectivo. “Eso no es así porque el 40 por ciento de aumento del boleto no es trasladado a los trabajadores, que no reciben ni cinco centavos”, afirmó.

Salario. El sueldo actual del chofer de colectivo en Mendoza es de 8.800 pesos de bolsillo. A esa cifra llega gracias a los jugosos subsidios nacionales que recibe el sector, aportes estatales que, según Martinez Palau, podrían menguar o desaparecer este año.

El Estado provincial también pone plata para los salarios de los choferes, aunque, según el ministro de Transporte, ese subsidio es menor.

La ecuación, entonces, no incluye un esfuerzo empresario para mejorar los sueldos en sus propias empresas. Es el Estado el que se hace cargo de las paritarias privadas entre Autam y Sipemom.

El subsidio nacional para los choferes (que no es el único que reciben los dueños de los micros) ronda entre los 42 y 48 millones de pesos mensuales, según blanqueó Calcagni este jueves. La sorprendente cifra abarca el costo de los sueldos de unos 3.000 choferes, agregó.

Paritarias. Calcagni advierte que negociará el aumento recién en abril, cuando haya un panorama cierto de la inflación.

Si bien no quiso hablar de porcentajes, aclaró que se manejará con “la inflación del supermercado, no la que dejó Moreno”.

El líder nacional de la CGT, Hugo Moyano, a quien responde Calcagni, ya expresó en ese sentido que el piso del pedido será un 30 por ciento de aumento.

“Hablar del 20 por ciento de aumento cuando la inflación es el de 28, es ridículo”, expresó el gremialista, quien le reclamó además al Gobierno que “blanquee la plata del boleto”.

Calcagni afirmó que hay problemas de gestión en Transporte que afectan la caja y que serían el origen del fuerte aumento tarifario que se aplicó esta semana. “Hay que explicar por qué se trasladan 560 mil personas por día pero pagan el boleto sólo 400 mil”, expresó.

“A mí nadie me va a condicionar respecto de lo que voy a pedir de aumento, ni los empresarios ni el gobierno”, advirtió el gremialista.

Comentá la nota