Gremio denuncia "ola de despidos" en el frigorífico Carnes Pampeanas

En los últimos meses, más de 80 personas quedaron en la calle, según la denuncia de un nuevo gremio. Son trabajadores con más de 50 años, a los que cuesta mucho encontrar un nuevo empleo.
La Asociación Sindical de Trabajadores de la Carne denunció una "ola de despidos" en Carnes Pampeanas que ha provocado la cesantía de 80 a 90 personas en pocos meses. "Si hubiera voluntad, se podrían encontrar alternativas para evitar esos despidos", sostuvo José Báez, secretario general de la Asociación. Algunos de los cesanteados son miembros de la comisión directiva del gremio.

"La empresa tiene alternativas para ahorrar plata y no echar a la gente a la calle", sostuvo Báez al reclamar un cambio de actitud de los propietarios de la planta frigorífica para evitar el costo social de dejar a esas personas en la calle.

Se trata en muchos casos de empleados con 50 años de edad o más, con un "legajo intachable", para quienes volver a encontrar trabajo se hace muy difícil. "La empresa también sale perdiendo, porque formar un trabajador de la carne no es fácil, lleva mucho tiempo", advirtió el dirigente gremial.

Silencio.

La Asociación Sindical de Trabajadores de la Carne se creó hace pocos años. Desde 2007 cuenta con la inscripción gremial que otorga el Ministerio de Trabajo de la Nación. En la ola de despedidos se cuentan cuatro trabajadores que formaban parte de la Comisión Directiva de la asociación sindical. "Esto va en contra de la ley y ataca a la organización sindical", advirtió Báez.

"Nos preocupa mucho, porque hace poco que empezamos a trabajar como organización gremial y la gente tiene miedo de acercarse. Muchos trabajadores se alejan y se llaman a silencio".

Los cuatro despedidos eran personas con muchos años de trabajo en Carnes Pampeanas, un excelente historial laboral y una excelente voluntad para apoyar a la empresa. "Pusieron todo cuando había que ponerlo", aseguró Báez.

"Nosotros hemos hecho grandes aportes a Carnes Pampeanas, y no hemos generado conflictos ni problemas", remarcó Báez. Una de las propuestas que prosperó fue la de abandonar el sistema de tercerización y hacer todo, o casi todo, el proceso productivo con personal propio. "Ya no hay tercerizadas. En eso insistimos mucho, muchísimo, y ahora todas las áreas de trabajo se cubren con personal propio".

"Nuestro sindicato lucha todos los días por la unidad de los trabajadores, porque eso es lo único que nos va a salvar".

Alternativas.

A la hora de ponerle un número a la ola de despidos, Báez estimó que suman entre 80 y 90 personas en los últimos meses. "Sólo en la última barrida se fueron más de 30 compañeros", aseguró. "Insistimos en que la empresa tiene herramientas para ahorrar dinero y a la vez evitar despidos".

"En este momento de crisis, porque es evidente que hay una caída en la actividad, se necesita más diálogo que nunca. Pero nos encontramos con todas las puertas cerradas".

Baez señaló que la asociación quiere exponer esta situación a las autoridades de la Dirección de Trabajo para evitar que continúen los despidos. Esto debería motivar la atención de los organismos del Estado ya que esas personas recurrirán al Estado en busca de un subsidio por desempleo. "El gobierno también tiene su cuota de responsabilidad en esto", señaló Báez

Comentá la nota