Gremio docente nacional reclama un plus salarial de fin de año para compensar la inflación

Gremio docente nacional reclama un plus salarial de fin de año para compensar la inflación

El titular de UDA, Sergio Romero, sindicato enrolado en la CGT de Caló, reclamó ante el Ministro de Educación que se abone a los maestros unasuma extraordinaria antes de fin de año. "Es para menguar la desactualización de los salarios ocasionada por la suba de precios, cuyo aumento fue superior a lo esperado y continúa en crecimiento", apuntó.

"Este reclamo es para menguar la desactualización de los salarios ocasionada por la inflación, cuyo aumento fue superior a lo esperado y continúa en crecimiento, como así también, la vigencia sin modificaciones desde hace un año de las retenciones del Impuesto a las Ganancias que afecta negativamente a un importante porcentaje del salario docente", sostuvo el titular de UDA y secretario de Políticas Educativas de la CGT, Sergio Romero.

El dirigente gremial elevó el reclamo este martes ante el Ministro de Educación de la Nación para que se abone a los docentes una suma de carácter extraordinaria antes de fin de año. En el mismo sentido, ingresó un pedido formal a cada ministro de Educación provincial para que realice las gestiones necesarias ante su gobernador, con el objeto de que se abone a todos los docentes la suma, cuyo monto será definido en estos días. Por el momento, se hizo el pedido formal de un plus, y luego presentarán la suma deseada.

UDA integra el Frente Gremial Docente, que todos los años participa de las negociaciones partiarias. Después de Ctera, es el sindicato más representativo e integra la CGT oficialista de Antonio Caló. Su reclamo va en línea con lo que ya iniciaron otros gremios de esa central obrera, e incluso con lo que hará esta semana el propio metalúrgico.

Resignado por la imposibilidad de que el Ejecutivo aumente el piso del Impuesto a las Ganancias, el líder de la CGT oficialista, Antonio Caló, volverá a la carga por un clásico pedido cuando se acerca fin de año. Exigirá a las patronales un bono extra, por única vez, para compensar el crecimiento de la inflación que ya se licuó gran parte de la mejora salarial conseguida por los trabajadores en las paritarias de este año. 

Pedirá un adicional salarial de entre 600 y 3.000 pesos para afrontar también el peso de Ganancias en los casos de los sueldos más altos, consigna el diario Ámbito Financiero. Algunos gremios agrupados en la CGT que lidera ya iniciaron reclamos, como la Asociación Bancaria y el de Luz y Fuerza., y ahora se suma UDA.

Este año, el metalúrgico tuvo que conformarse con que el Ejecutivo apenas atendiera los reclamos por la deuda de las obras sociales gremiales y la suba del Salario Mínimo Vital y Móvil, el cual se ajustó más bien a las pretensiones del Gobierno. 

Lo mismo ocurrió con las paritarias cerradas a comienzo de año y con los planteos no escuchados por modificar el mínimo no imponible de Ganancias. A ello se sumó el parate en la economía, que obligó a Caló a ocuparse del deterioro en las condiciones del mercado laboral de los últimos meses, como sucedió con las suspensiones y despidos en varios sectores de la industria.

La gratificación extraordinaria también es exigida por el sindicalismo opositor. Gremios de la CGT de Hugo Moyano, como los panaderos, ya les hicieron saber a los empresarios de esa iniciativa. De la misma manera lo harán los de la CGT Azul y Blanca, de Luis Barrionuevo.

Comentá la nota