El gremio de los estatales profundiza su lucha por viejas reivindicaciones

El gremio de los estatales profundiza su lucha por viejas reivindicaciones
Representantes sindicales iniciaron una recorrida por las cuatro fábricas de explosivos que funcionan en el país, con el objetivo de concientizar a los trabajadores sobre la necesidad de lograr el pase a planta permanente de los contratados y el blanqueo de sumas "en negro", entre otras irregularidades. "El 60% de los compañeros de FANAZUL están precarizados", afirmó Vanina Zurita, representante de ATE local.
Dirigentes de ATE nacional están recorriendo las cuatro fábricas militares de explosivos que dependen del Ministerio de Defensa, para remarcar la continuidad del plan de lucha por históricas reivindicaciones, entre las que se destaca el pase a planta permanente de unos 2.000 contratados y el blanqueo de sumas que actualmente se pagan "en negro". Con ese motivo, visitaron la ciudad representantes del gremio del nivel central y de algunas de las delegaciones del interior, quienes, acompañados por la secretaria general de ATE Azul, Vanina Zurita, ratificaron que, de no obtener respuestas satisfactorias del ministerio que comanda Agustín Rossi, de quien depende Fabricaciones Militares, intensificarán el plan de lucha.

"Este es el inicio de una actividad de una recorrida por todas las fábricas presentando el proyecto que se armó desde ATE en conjunto con los compañeros de las cuatros fábricas y del Consejo Directivo Nacional, para avanzar en las reivindicaciones que se vienen reclamando desde hace mucho tiempo de los trabajadores", indicó Zurita.

Explicó que se realizaron dos asambleas con trabajadores dentro de FANAZUL, en dos turnos, logrando captar la atención de numerosa cantidad de afiliados.

"Fueron asambleas muy ricas, en las que se pudo avanzar en otro tema como es la situación contractual que tienen los trabajadores, que tantas veces hemos denunciado en nuestra seccional, de precarización. Nosotros contamos con más del 60 por ciento de los compañeros de FANAZUL precarizados, en una situación de contrato en particular y en general también porque es la misma calidad que viven el resto de las fábricas y la sede central", añadió.

Zurita dijo que, el 12 de diciembre, es el plazo máximo que tiene FM para comenzar a resolver estas cuestiones, "más al pase a planta permanente y el blanqueo de las sumas 'en negro', que es un reclamo histórico de nuestro gremio".

En el caso de FANAZUL, puntualizó la dirigente, "es cierta la incorporación de nuevos compañeros, pero no es menos cierto que son trabajadores precarizados. Siempre nuestra organización tiende a cuidar la fuente de trabajo, sin dejar de lado estas reinvindicaciones que son necesarias y justas para todos los trabajadores".

El Estado no da el ejemplo

Resulta inexplicable que funcionarios nacionales a menudo critiquen a empresas privadas por tener empleados "en negro", cuando el Estado, que debería dar el ejemplo ajustándose a lo que establecen las normativas vigentes, es el primero en fomentar y avalar -con sus decisiones u omisiones- la existencia del trabajo precarizado. Así lo confirmó Marcelo De Rito, integrante del Consejo Directivo Nacional de ATE, uno de los sindicalistas que visitó Azul.

"En las asambleas el tema destacado fue la situación actual de los fabriqueros y problema contractual, de carrera, y el estatuto nuevo presentado para los trabajadores del Estado. Tenemos en fabricaciones 2.000 trabajadores, de los cuales 500 están en planta y 1.500 contratados. Esta situación se torna más preocupante cuando está por llegar fin de año", señaló De Rito.

El dirigente aclaró que, por lo general, el primero de enero se renuevan los contratos, más que puedan existir cambios puntuales de la situación de revista del empleado o que sea jerarquizado.

Tras coincidir con De Rito en cuanto a que los contratos suelen renovarse con el inicio de año, Santiago De los Santos, integrante del CDN, aseveró que "el contrato es un gran disciplinador de los trabajadores".

"Vos no reclamás nada de todas las condiciones que tenés por miedo a que, casualmente, llegue fin de año y te digan que no seguís. Cuando tenés la inseguridad de estar contratado, te cuesta un poco más tomar las decisiones como para empezar a militar, pero nadie te lo impide. Los compañeros empiezan a 'ir al frente' porque saben que ATE es un gremio al cual te afiliás y, a los cinco minutos, el sindicato te respalda", indicó.

A su turno, Miguel Peyrano, integrante del mismo CDN, subrayó que "pedimos que se cubra el plantel básico existente que existía al mes de diciembre de 1996, una de las últimas etapas del menemismo, cuando nos achicaron y nos cerraron once fábricas y 25.000 trabajadores quedaron en la calle".

"Planteamos que se jerarquice a los viejos compañeros que hace mucho que no ascienden y que se cubran las vacantes que sean necesarias. También el blanqueo de los sueldos (más del 40% se percibe en negro) y el pase a planta permanente de los contratados. Eso lo tienen que cumplir al 12 de diciembre. Si no, luego de las vacaciones, haremos fuerza entre todos para encarar un plan de lucha que no va a ser una novedad para ATE, ya que en eso estamos embarcados. Los plazos se le están agotando a las autoridades", fustigó Peyrano.

Fin de año con angustia

A no repetir historias pasadas convocó Cristian Colman, de ATE Río Tercero, al mencionar que Fabricaciones Militares es responsable de "cuatro fábricas calcadas", incluyendo a FANAZUL.

"No nos olvidemos que venimos de una estructura militar y, como dicen los compañeros, a fin de año hay compañeros que están muy tristes. Saben que se les van a renovar los contratos, por la fuerza que tiene ATE y lo combativo que es como gremio, pero eso no nos asegura que mañana se cambie de Ministro de Defensa o el gobierno y nos digan que la mitad de los contratados se queda afuera. Ya nos pasó en la década del 90: éramos catorce fábricas, quedamos cuatro fábricas diezmadas y no queremos que eso vuelva a pasar. Por eso hoy vamos a pelear para que los 1.500 contratados vuelvan a ser permanentes. Queremos que esos trabajadores pasen unas fiestas de fin de año con felicidad por la tranquilidad de saber que tienen estabilidad laboral. Y eso será posible a través de la lucha que vamos a hacer, porque no vamos a permitir que haya un contratado más en Fabricaciones Militares. La fuerza la tenemos y, si es necesario, saldremos a la calle para exigir que los 1.500 contratados pasen a planta permanente para el bienestar de ellos y de sus hijos", afirmó Colman.

El dirigente gremial admitió que las plantas de explosivos vienen atravesando una etapa de expansión de su producción, circunstancia que comenzó a darse a partir de 2004.

"Luego, en 2007 entraron 270 compañeros y hoy son casi 500 compañeros contratados. El movimiento se ve, pero no deja de ser precarizado. Hay una reactivación, ahora tenemos el trabajo con Río Turbio, con vagones, tenemos la planta de ácido nítrico, la planta de ácido sulfúrico, van a contratar más personal", indicó.

Situación límite

Fernando Mercado, de ATE Villa María (Córdoba), consideró que ha llegado la hora de hacer cumplir los derechos adquiridos de los trabajadores. "En todas las mesas nos hemos sentado a discutir los derechos de los trabajadores, pero llegó el límite ¿cuál es el límite?: la estabilidad del trabajador, los compañeros que se están jubilando y que pierden la mitad de su salario que hoy se cobra 'en negro', y de los compañeros que no están recategorizados. Todo forma parte de un paquete".

"Somos conscientes de lo que fue la década del 90 y de que estamos sujetos a privatizaciones, pero también en un acta que le hicimos llegar a la intervención hace quince días, exigimos que nos explicaran el artículo 10 del capítulo 2 del Estatuto del Personal Civil de Fabricaciones Militares que dice que, creándola, podemos tener una vacante. Por eso es que pretendemos de la intervención una respuesta en ese sentido, que pasa por tener a todos los compañeros en planta permanente", señaló Mercado

Comentá la nota