El gremio de los judiciales anticipó que endurecerá el plan de lucha si le descuentan los días de paro

Carlos Ordoñez aclaró a Nihuil que la medida, de concretarse, supone una quita del 60% del salario de bolsillo de los huelguistas. El martes marcharán al Palacio de Justicia a pedir "precisiones" a la Corte. Acusó al gobierno de Pérez de querer debilitar al gremio.

Luego de conocer la intención oficial de descontarle a los judiciales huelguistas los 16 días de paro, desde el gremio salieron a advertir que se profundizará el plan de lucha contra la medida a la que cuestionaron y consideraron que busca "debilitar" la protesta.

En palabras del secretario general del gremio, Carlos Ordoñez, aún no está claro cómo se aplicará el descuento. "Las versiones son encontradas, el paritario de la Corte nos dijo que todavía no lo determinaron,pero en caso de que se aplique se trata de una medida para debilitar a los judiciales".

Ordoñez además criticó la propuesta de Pérez de reestablecer la autarquía judicial para que sea la Corte la que negocie con los empleados judiciales las paritarias salariales, además de fustigar el aumento otorgado por decreto.

"Decretar el aumento es otra forma de debilitar al gremio. Como formar un gremio paralelo o la cortina de humo de la autoraquía judicial. Todo esto busca fraccionar a un gremio que está luchando por tener un salario digno. Los judiciales fueron discriminados en los últimos cuatro años, a la vez que el decreto salarial significó una suba del orden del 40% del aumento que el gobierno arregló con otros sectores", puntualizó el dirigente gremial.

El descuento de los 16 días implica una quita de hasta el 60% del ingreso salarial de los empleados judiciales, según Ordoñez, por lo que ya se anunció una concentración para el martes a partir de lsa 11.30 en el Palacio de Justicia para pedirle "precisiones" a la Corte sobre la medida.

Según los cálculos que manejan en la Corte y en Recursos Humanos, de los 16 días de paro, la jornada en la que se informó mayor adhesión contó unos 500 trabajadores haciendo huelga cuando los tribunales tienen una plantilla de 4.000.

El resto de los días la adhesión informada fue menor según lo reportado por los secretarios de los distintos tribunales. Así, más allá de que con esas cifras se ejecuten los descuentos las mismas quedarán bajo la lupa porque fue evidente que la huelga judicial tuvo una adhesi

Comentá la nota