Gremio legislativo se niega a que vuelva a funcionar el anexo incendiado

El secretario general de la Nueva Asociación Gremial Personal Legislativo (Nagpel), Víctor Cáceres, salió a cuestionar al presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Aguilar, quien pretende que en un mes el anexo legislativo de calle Güemes vuelva a funcionar a pleno
En este sentido el dirigente sindical señaló que “en ese lugar no pueden funcionar nunca más dependencias legislativas porque no están dadas las condiciones de seguridad adecuadas. En ningún momento hizo mención alguna sobre si habrá escaleras de evacuación o un estudio exhaustivo para desalojar el edificio, donde se debe tener en cuenta que trabajan 300 empleados de planta sin contar a los legisladores, el personal de gabinete que tienen y la gente que concurre a buscar respuestas, lo que hace que diariamente circulen 500 personas”.

Por otra parte expuso que “la inseguridad sigue, no solo en esas oficinas sino también en otras dependencias de la Legislatura provincial, pero en el caso específico del edificio del Nuevo Banco del Chaco hay que decir que la única salida ante una emergencia es una escalera de 1,20 metro de ancho, lo que hace imposible que se pueda evacuar con seguridad a tamaña cantidad de personas si un siniestro ocurriera en pleno horario laboral”.

“Aguilar dijo que se tomaron medidas en los últimos meses, como sacar la puerta giratoria, pero esa puerta está abajo donde no hay escaleras sino los dos ascensores, lo que no cambia mucho el panorama. Acá el presidente debe empezar a disponer de otros lugares hasta que se haga algo respecto del nuevo edificio, que tiene una larga historia de frustraciones y gastos”.

Asimismo solicitó que las autoridades legislativas presenten documentación sobre la habilitación para el edificio y que “les dé la seguridad total a los trabajadores de que ante una emergencia puedan salir”.

Nuevo anexo

Con relación a las otras oficinas legislativas ubicadas por calle José María Paz, sostuvo que “están dadas las mismas condiciones de inseguridad, porque si bien existe una amplia escalera, es solamente hasta el primer piso, ya que luego se hace más pequeña y las oficinas se convierten en un laberinto”.

Por último expresó que “seguimos en una nebulosa en cuanto a la seguridad para el desempeño de nuestras funciones, lo que muestra a las claras la desconsideración total de los 32 diputados que no tienen idea de la enorme inseguridad en la que vivimos todos los días en nuestro ámbito de trabajo. El material que se utiliza es muy lindo a la vista, pero de alta combustión”.

Comentá la nota