Gremio legislativo pide definiciones

La decisión del presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Aguilar, de volver en poco tiempo a normalizar las tareas en el anexo legislativo de calle Güemes, no fue bien recibida por la dirigencia de la Nueva Asociación Gremial Personal Legislativo (Nagpel) que lidera Víctor Cáceres, quién entiende que luego del incendio que afectó uno de los tres pisos en que desarrolla tareas la Cámara de Diputados no está en condiciones y alertó que “la situación sigue siendo de gravedad y no se soluciona con pintura y cambiando los cables como hizo Aguilar”.
El dirigente expuso que “el presidente quiere reiniciar las tareas en ese lugar, pero nosotros como gremio, y en resguardo del personal que trabaja en ese lugar, necesitamos que se formen las brigadas de seguridad, se asesore al personal sobre cómo tiene que realizar tareas de evacuación en momentos de gravedad y que la Cámara de Diputados no se convierta en un Cromañón más”.

Cáceres sostuvo que la necesidad de trabajar es total pero “queremos un lugar adecuado, porque está en juego la seguridad de los empleados, por eso vemos con preocupación que los diputados que trabajan dentro del edificio del Nuevo Banco del Chaco no hablan, no contestan ni opinan nada referente al tema. Deben ser conscientes que a ellos también les tocará si ocurre un accidente”.

Piden explicaciones

Entre los reclamos del sector pretenden que las autoridades den cuenta sobre los motivos que hacen que el sistema eléctrico no sea individual para la Cámara y para la sede bancaria. También se preguntan “porqué el sistema de incendio no tiene mantenimiento adecuado; en esto queremos trabajar con el presidente no enfrentándolo, para que de alguna manera se haga cargo de asesoramiento que necesitamos, es necesario que se haga un relevamiento técnico de prevención contra incendio y plan de evacuación, que defensa civil se preocupe en la formación de brigadas conjunta con nuestra estructura”.

El dirigente señaló que “hay que conformar dentro de la estructura de la Cámara las brigadas además de realizarse cursos de seguridad porque por los pasillos de la Legislatura circulan mil personas por día. Queremos que los legisladores se den cuenta de la gravedad que es la falta de conocimiento y estamos a tiempo de corregirlo”.

La ley

Cáceres dio cuenta que en las oficinas legislativas no existe un relevamiento de prevención contra incendio y plan de evacuación, lo que “claramente contradice la ley 6247 que aprobó en el 2008 y nunca se puso en vigencia, donde sostiene la necesidad de implementar la realización de ejercicios de evacuación en simulacro de situaciones limites tales como incendio, amenaza de bomba, asalto, explosión donde funcionan organismos públicos, escuelas estatales y privadas”.

Comentá la nota