Un gremio moyanista en alerta contra la megatorre de Cristina

Un gremio moyanista en alerta contra la megatorre de Cristina

Isla Demarchi. Se trata de Dragado y Balizamiento. Quieren saber qué destino tendrán los mil trabajadores y la flota de barcos, que hacen mantenimiento de los accesos al puerto de Buenos Aires.

El anuncio de Cristina Kirchner de la construcción del edificio más alto de Latinoamerica en la Isla Demarchi, volvió a encender la alarma en el gremio de Dragado y Balizamiento, que dirige Juan Carlos Schmid.

En agosto de 2012, cuando la Presidenta anunció que allí se construiría un Polo Audiovisual, sorprendió en asamblea a los trabajadores del sindicato de dragado, quienes luego protagonizaron una lucha contra su desplazamiento de la isla.

En diálogo con Clarín, Roberto Milio, delegado de la seccional Río de la Plata, manifestó su preocupación por los cerca de mil trabajadores que desarrollan tareas en la isla y también por el destino de la flota de barcos, algunos con hasta 120 metros de eslora, que realizan las tareas de dragado, vitales para el comercio por las aguas del río.

"La Presidenta dice que han logrado un acuerdo con los gremios, pero nosotros no sabemos nada, ni siquiera hubo una mesa de negociación", afirmó el sindicalista, en referencia a un supuesto arreglo con el Sindicato de Obreros Marítimos y la presencia de su titular Omar Caballo Suárez en el acto de ayer en la Rosada. "El SOMU representa un sector minoritario en la isla", agregó.

Milio sostuvo que desde el sindicato no se oponen a los emprendimientos inmobiliarios del Gobierno. "Simplemente que nos digan donde continuamos con la dotación de buques, que nos dejen una franja operativa o que que propongan dónde trasladamos más de 15 barcos en el puerto de Buenos Aires", sostuvo.

El delegado gremial asegura que Cristina debería también anunciar "dónde irían a parar más de mil trabajadores, que realizan tareas en la isla". "En este momento estamos en reunión con las secciones del gremio y haremos algún tipo de anuncio con la comisión directiva", concluyó Milio.

Schmid, secretario general de Dragado y Balizamiento, había denunciado oportunamente un "apetito inmobiliario" por la isla, que trascenderá a este Gobierno. "Cuando uno mira el horizonte urbano de Puerto Madero, se da cuenta que la franja que falta colonizar es justamente la de la Isla Demarchi".

Los grafittis en lass paredes del lugar todavía conservan los rastros de aquella pelea. "La Isla Demarchi no se negocia", dice una inscripción con la firma de ATE.

Comentá la nota