El gremio municipal amenaza con ir a un paro si Amaya no aumenta los salarios

El gremio municipal amenaza con ir a un paro si Amaya no aumenta los salarios

La decisión del intendente, Domingo Amaya, de aceptar ceder todos los meses a la Provincia -hasta noviembre- $ 25 millones para achicar la deuda pública encendió una luz de alerta en el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) que conduce el dirigente Osvaldo “Cacho” Acosta. Según entiende el gremialista, que desde hace años está enfrentado con el amayismo, esa importante cesión mensual de recursos podría dificultar el cumplimiento de los incrementos salariales previstos para este año. 

Con la caída del Pacto Social, la Capital deberá afrontar los aumentos salariales. Por este motivo, el sindicalista afirma que le exigirá al intendente capitalino que convoque a las paritarias 2015.

“El intendente reniega del dinero que le dejará de ingresar por el pago de la deuda, pero se olvida que el Gobierno de la provincia le sigue extendiendo la mano para garantizar la paz social. No se puede quejar porque él (por Amaya) siempre adhirió de manera voluntaria al Pacto Social. Ahora, como ya no está en ese acuerdo, deberá acatar el porcentaje de aumento que se resuelva en la Provincia o bien sentarse a negociar con nosotros”, expresó Acosta. “No creo que el intendente pague por encima de la paritaria provincial porque ahora es muy probable que tenga menos dinero. Si no paga exactamente lo que surja de la negociación provincial, el gremio deja la puerta abierta para tomar medidas de fuerza”, amenazó el dirigente. Y agregó: “el pedido de aumento es una parte de la lista de reivindicaciones. El pago del monto real de las asignaciones familiares y el pase de los empleados contratados a interinos también son temas primordiales que merecen ser llevados a la mesa de discusión”. Según Acosta, serían más de 500 los trabajadores municipales en condiciones de ser interinos.

Al ser consultado sobre el aumento salarial que le exigirán al intendente, Acosta explicó que actualmente el sueldo mínimo de bolsillo del empleado que menos cobra asciende a $ 6.500. “Sobre ese monto, pedimos una suma de $ 5.000. El sueldo mínimo del trabajador debe rondar los $ 11.500 en la mano”, señaló el dirigente. 

Pedido de informe

Ayer, la comisión de Hacienda del Concejo Deliberante, que encabeza el alperovichista Ignacio Golobisky, resolvió solicitar un informe al secretario de Hacienda, Silvio Bellomío, sobre la situación económica-financiera de la Municipalidad al 31 de diciembre de 2014 y la proyección para el corriente año. 

También, le piden que explique el alcance del convenio por el que la Capital le cederá $ 25 millones mensuales a la Provincia para achicar la deuda pública.

Comentá la nota