El gremio que nuclea a cadetes y mensajeros volvió a manifestarse ayer frente al Palacio Municipal.

El sindicato que representa a cadetes, mensajeros y quienes realizan servicios de delivery volvieron a protestar ayer frente a la comuna. Aseguraron tener una postura "firme" contra la obligación de utilizar cascos y chalecos identificados con las patentes de sus motos.
Los motociclistas nucleados en el Sindicato de Cadetes y Mensajeros volvieron a protestar ayer para manifestarse en contra de la disposición provincial que obliga a quienes circulan en este tipo de vehículos a utilizar cascos y chalecos refractarios identificados con el número de patente.

Tal como lo vienen haciendo desde que la medida fue puesta en vigencia, en horas de la mañana varios motociclistas se reunieron frente al Palacio Municipal para dar a conocer su postura ante a esta medida, la cual "criminaliza a los motoqueros", dijeron.

La manifestación se desarrolló mientras a algunas cuadras de distancia, en la esquina de avenida Colón y México, el municipio promocionaba el uso de cascos y de chalecos identificados, deteniendo a los motociclistas que circulaban por la zona para ponerlos al tanto de los detalles de la nueva disposición.

Por su parte, mientras mantenían cortada la circulación por la avenida Luro, los dirigentes del sindicato formularon críticas contra el gobernador Daniel Scioli y su ministro de Seguridad, Alejandro Granados.

El titular del gremio, Bruno Rossi, dio por hecho que quienes se desplazan en motos para trabajar no están dispuestos a utilizar cascos y chalecos identificados y aseguró estar a la espera de alguna reunión con autoridades municipales o provinciales para discutir esta cuestión.

Rossi recordó que la semana pasada el sindicato se hizo presente en el Distrito Descentralizado El Gaucho, donde el ministro Granados se encontraba realizando la presentación del nuevo Comando de Patrullas y precisó que si bien no pudieron dialogar con el ministro allí funcionarios de la comuna se ofrecieron a actuar como "intermediarios" para generar algún tipo de diálogo.

Sin embargo, hasta el momento no se produjo ningún contacto oficial, aseguró.

Según Rossi, es evidente que las autoridades mantienen una postura "firme" y están dispuestas a implementar sanciones entre quienes no respeten la norma. "Pero nosotros estamos igual de firmes", sostuvo. Asimismo insistió en que el uso de chalecos refractarios "no contribuirá a reducir la delincuencia" y tendrá un efecto contraproducente entre los trabajadores ya que "dejará expuestos a quienes realizan trámites y llevan dinero en efectivo encima".

Comentá la nota