Gremio de presos con nuevas adhesiones y fuertes rechazos

Gremio de presos con nuevas adhesiones y fuertes rechazos
En Entre Ríos la CTA alineada con Hugo Yasky apoya el proyecto nacional que será imitado en la provincia. Policías que buscan sindicalizarse repudiaron la iniciativa en favor de los internos

Era sabido que el proyecto de la creación del sindicato de presos provocaría reacciones a favor y en contra. Los gremios ligados con la CTA oficialista dirigida a nivel nacional por Hugo Yasky lo respaldaron, al punto tal que en Entre Ríos, ya se analiza trasplantarlo para que los privados de la libertad de distintos establecimientos penales cuenten con un sindicato. Esta postura derivó en la reacción de los policías que buscan agremiarse; desde Apropoler se alertó que la iniciativa pone el mundo al revés, ya que se avala la idea que un delincuente preso tenga sindicato y el policía que trabaja por la seguridad de la comunidad, no. El debate sigue abierto.

UNO informó hace menos de un mes que unos 350 presos alojados en el penal de Villa Devoto, dependiente del Servicio Penitenciario Federal, conformaron un sindicato de trabajadores privados de su libertad y decidieron integrarse formalmente a la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) que encabeza Hugo Yasky, en el marco de una iniciativa nacida de los propios internos. De esta manera, buscan obtener la protección y la promoción de las tareas que prestan en las diferentes unidades carcelarias del país.

El Sindicato Único de Trabajadores Privados de la Libertad Ambulatoria (Sutpla) tuvo su origen hace cinco meses, pero su creación data del 13 de julio pasado cuando un puñado de internos del penal de Villa Devoto decidió dar el paso decisivo de conformarlo y de unirse a la CTA para defender sus derechos en el marco “de la Ley 24.660 de Ejecución de la Pena”.

El sindicato ya efectuó sus primeros reclamos: el pago a cada interno que trabaja en la cárcel del salario mínimo vital y móvil, fijado en 3.600 pesos. Este emolumento podría ajustarse en las provincias.

Apoyo total

Uno de los máximo referentes de la CTA en Entre Ríos, es Sergio Elizar quien por estas horas se encuentra de campaña para integrar la Cetera. El docente de Paraná, suscribió en todos los términos el proyecto impulsado por Hugo Yasky y anunció que sin provocar polémicas o situaciones no deseadas, avanzarán con la iniciativa en los penales de la provincia.

Elizar explicó a UNO que “es un proyecto para sumar y en este caso las personas privadas de la libertad, pese a estar alojados en cárceles cumpliendo penas, tienen la posibilidad de la resocialización y de bregar por sus propios derechos como de otros internos”.

“En un proyecto absolutamente superador que busca que los detenidos se organicen internamente, analicen seriamente qué problemas tienen, cómo se los puede solucionar a través del diálogo con las autoridades penitenciarias, tanto de cada unidad penal como de la provincia”, reseñó Elizar quien se mostró optimista en trasplantar la idea en Entre Ríos.

Con respecto al sindicato de presos, aclaró que “no busca que se confronte en la sociedad, como tampoco con las autoridades del Servicio Penitenciario provincial. Por ello es que nos reuniremos con ellos para conocer su idea y cómo entre todos apuntalar la idea que los privados de la libertad tengan también el derecho a sindicalizarse y contar con un gremio como sería la CTA para que los apoye y defienda”.

“Hay que recordar que las personas que se encuentran alojadas en las cárceles son eso, personas, que están saldando una deuda con la justicia y la comunidad por un determinado hecho. Por eso es que tienen todo el derecho y así lo marca la ley de una digna resocialización”, resaltó el dirigente gremial de Paraná.

Elizar también se mostró receptivo a que los privados de la libertad que se encuentren agremiados puedan cobrar una suma de dinero cercana a los 3.600 pesos.

“Delincuentes con derechos y policías sin un sindicato”

El titular de la Asociación Profesional Policial de Entre Ríos (Apropoler), Ricardo Raffo, no ahorró críticas a la iniciativa de la CTA. El uniformado de la Policía de Entre Ríos que desde hace varios años trabaja en la sindicalización de la fuerza de seguridad, indicó a UNO: “Está todo al revés, parece ser que para algunos gobiernos tienen más derechos los detenidos privados de la libertad que los que están en las calles. A nosotros desde hace tiempo las autoridades provinciales y nacionales nos niegan el mismo derecho de poder tener un sindicato”.

En ese marco, graficó: “Es insólito, el que es un delincuente y está preso cumpliendo una pena impuesta por la Justicia, sí tiene el derecho a tener un sindicato y a cobrar un sueldo mínimo”.

“En cambio el policía que lo detuvo y que trabaja por la seguridad y tranquilidad de la sociedad, no se lo permiten. Esto es el mundo del revés”, reseñó ofuscado.

Raffo rechazó el proyecto, aclarando que “todo el mundo tiene la posibilidad de gremializarse como lo plantea Hugo Yasky, pero vemos que hay diferentes prioridades. A nosotros nadie nos acompaña de la CTA para sindicalizar las fuerzas policiales”, resaltó para añadir: “Todavía debemos aguardar un fallo de la Corte Suprema de Justicia para hacerse efectiva tal situación. Este Gobierno nacional y popular no puede desconocer nuestros derechos como policías que estamos al servicio de la sociedad arriesgando la vida. Por eso nos preguntamos ¿de qué lado estará la sociedad?”.

Comentá la nota