Gremios advierten por caída de puestos de trabajo y precarización laboral

Gremios advierten por caída de puestos de trabajo y precarización laboral
Afirman que Correo Argentino podría desprenderse de 350 trabajadores por la caída de uno de sus principales clientes en Córdoba. Pedirán audiencia con De la Sota. Acusan a Correo del Interior de tener trabajadores “en negro”.

La avanzada del privado Correo del Interior en el negocio de la entrega de la correspondencia del Gobierno de Córdoba y de la Empresa Provincial de Energía Eléctrica (Epec), en detrimento del Correo Argentino, provocó una fuerte preocupación en los gremios que representan a los trabajadores postales, que temen la caída de entre 300 y 350 puestos de trabajo en la empresa nacional, y la precarización de las condiciones laborales en la privada.

Correo Argentino distribuye alrededor de 7 millones de piezas postales por año para la Provincia, en un servicio que suele incluir la impresión de los cedulones, tarea que se terceriza. Desde hace meses, Correo del Interior SA, una empresa de estructura “chica” para el rubro, se está quedando con el negocio que mueve millones de pesos, aun cotizando en varias licitaciones más caro que el correo oficial.

La firma habría pertenecido originalmente a un pequeño empresario de la ciudad de Morteros. Hoy, según fuentes sindicales y empresariales, sería la “segunda marca” de Ocasa, empresa controlada por los hermanos Pablo y Héctor Colella, relacionados con el fallecido empresario postal Alfredo Yabrán. Las mismas fuentes aseguran que el camionero Hugo Moyano tendría “intereses” en Correo del Interior. El gerente es Santiago Puebla, quien fuera secretario privado de el intendente Germán Kammarath en la intendencia y en la Secretaría de Comunicaciones de la Nación, durante la presidencia de Carlos Menem y también tendría una buena relación con el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

En los últimos días, trascendió que Epec le adjudicaría por tres años el reparto de sus 500 mil piezas mensuales, con un contrato por 45 millones de pesos, pese a que Correo Argentino cotizó $ 0,40 centavos menos por factura, posee mayor know how y tiene presencia en todo el territorio provincial.

Ayer, el Boletín Oficial de la Provincia publicó la Resolución

Nº 61 del Ministerio de Finanzas, adjudicando a Correo del Interior (CUIT N° 30-70812303-6), “el servicio de distribución domiciliaria de notificaciones con constancia e identificación de persona que recepciona en copia del documento, con destino a la Dirección General de Rentas en el ámbito de la Provincia de Córdoba y el resto del país”, durante un año. El presupuesto de la licitación es de $ 656.100, y Correo Argentino -cuya cotización fue levemente superior- fue eliminada de la compulsa por “no ajustarse a lo requerido por el pliego de condiciones”.

Anteayer, el Boletín Oficial abrió el proceso de licitación para la distribución de los cedulones de Rentas para 2014 (servicio que en diciembre del año pasado ganó por primera vez Correo del Interior), con un presupuesto de $ 11,24 millones, el 27% más caro que hace ocho meses, cuando se pagaron $ 8,26 millones.

LA MAÑANA habló ayer con representantes de dos de los gremios de los trabajadores telepostales, Alecyt (Asociación Libre de Empleados de Correos y Telecomunicaciones) y Aatrac (Asociación Argentina de Trabajadores de Comunicaciones) quienes coincidieron en expresar su alerta por el cambio de proveedor de servicios postales de la Provincia. Según el secretario gremial de Alecyt, Raúl Saig, Correo Argentino podría prescindir de entre 300 y 350 trabajadores de los llamados “eventuales”, por la caída de uno de sus principales clientes en Córdoba. Esos puestos de trabajo, dijo el gremialista, no se compensarían con los que podría crear Correo del Interior, porque la firma “contrata gente en negro, solamente cuando hay carga (piezas para repartir), y hace padecer a los carteros para pagarles”.

“El operativo de Rentas (por la entrega de cedulones del Inmobiliario y el Impuesto Automotor, que también ganó la privada) fue un desastre. Los carteros encontraron paquetes tirados en la calle y muchas veces Correo Argentino terminó haciendo el trabajo”, señaló.

Por su parte, el secretario general de Aatrac, Guillermo Villalón, anunció que el gremio, que representa a trabajadores de Córdoba y Río Cuarto y la zona, pedirá una audiencia con el gobernador José Manuel de la Sota, para advertirle sobre la pérdida de puestos de trabajo que implica “la decisión del gobierno de excluir a Correo Argentino” de la distribución de la correspondencia provincial.

“Esto perjudica enormemente a los trabajadores, Correo Argentino es una empresa histórica, con una estructura acorde y en toda la provincia. Por eso no entendemos cómo le pueden entregar el servicio a una empresa sin estructura, ni capacidad, que no tiene personal estable”, afirmó. Según Villalón, Correo del Interior “no está en el interior del interior, y por lo tanto deben pagarle al Correo Argentino para que haga el trabajo. Es decir que ganan sobre la tarifa del Correo oficial”, explicó.

Uno de los principales déficits de la privada que marcó el titular de Aatrac es la “situación en negro” en que supuestamente tiene al personal. El sindicalista, al igual que su par de Alecyt, resaltó que, a diferencia del Correo Argentino, “contratan gente en negro, sin pagar cargas sociales”.

Comentá la nota