Gremios advierten sobre la paciencia de los trabajadores

Gremios advierten sobre la paciencia de los trabajadores
Así coincidieron la mayoría de los gremios estatales consultados, sobre la posibilidad de tener mejoras salariales este año. El Gobierno reconoce que trabaja en ello, pero advierte que sólo será posible si les dan las herramientas financieras necesarias.
Con casi 18 meses sin tener mejoras salariales y viendo que sus pares en la mayoría de las provincias argentinas sí las tuvieron, los empleados estatales de Santa cruz esperan propuestas concretas para los primeros meses de este 2013. Además, la situación inflacionaria ha ido deteriorando los salarios de la administración pública, de tal manera que en la actualidad se encuentran muy por debajo de los de cualquier empleo en la actividad privada, descontando de plano alguna comparación con los sectores mineros y petroleros, que tienen haberes por lo menos cinco veces superiores.

En este complejo marco y reconociendo la situación, el Gobierno se comprometió a revisar esta disparidad y trabajar para disminuir estas “islas salariales”, sobre todo para los empleados públicos de las categorías más bajas y los contemplados en la ex 591.

En tal sentido, el Poder Ejecutivo manifiesta seguridad de fondos para el pago de haberes, al menos hasta marzo, dando cuenta que a diferencia de 2012, “este año va a ser mucho más previsible”. Así al menos lo reconoció el ministro de Economía, Ariel Ivovich, quien se refirió a las paritarias advirtiendo que “el gobernador ya lo ha dicho, él está convencido y nosotros también. Toda la administración pública debe recuperar el valor adquisitivo del salario perdido, sabemos que la inflación ha erosionado el salario de los estatales, por eso nos vamos a presentar a la Cámara con todas las herramientas necesarias para poder cumplirlo”. Reconoció que “este va a ser el año que vamos a poder dar, seguramente, ese aumento tan necesario, y esa es la idea del gobernador y de todo el equipo de gobierno, porque él nos pide permanentemente que trabajemos en eso. Seguramente vamos a poder empezar a hablar a partir de marzo y la tranquilidad (para los trabajadores) la tendremos cuando logremos las herramientas en la Cámara, para cada adicional que obtengamos poder volcarlo a esta necesaria recuperación del salario”, dijo.

Paciencia agotada

Ya se dio a conocer al cierre del año pasado que el sector docente se adelantó con los reclamos en materia salarial, advirtiendo que de no recibir una propuesta concreta antes del inicio del ciclo lectivo, las clases no comenzarían. Esto, a simple vista, parece ser un hecho, ya que fue el titular de la cartera de Trabajo, Raúl Santibáñez, quien reconoció a La Opinión Austral que “tradicionalmente, las paritarias son convocadas para la primera quincena de marzo y creemos que vamos a seguir trabajando de la misma manera”.

Asimismo condicionó la presentación de una posible oferta de incremento: “depende de cómo termine la estructuración, armado y presentación de los números que arroje el Presupuesto 2013 (no ha sido aún enviado a la Legislatura), por lo que habrá que ver cómo se vislumbra el año que comenzamos a transitar”, dijo.

La independencia del gremio docente de los gobiernos es histórica y este tipo de planteos es casi predecible. Como en toda gestión, hay gremios más cercanos e incluso dirigentes gremiales más conciliadores o afines a un gobernador. Este es el caso de Raúl Gómez de ATE, quien se reconoció “amigo de Daniel Peralta”, advirtiendo que “utilizo el diálogo como herramienta fundamental, pero la paciencia tiene límites y la nuestra se termina en marzo”, aseguró a este medio. En tal sentido, el dirigente (que hasta el momento no utilizó medidas de fuerza desde su asunción) advirtió sobre medidas de fuerza, “que incluso podrían ser antes de marzo”.

Sobre la influencia de la interna dentro del oficialismo, lo que fue según el Gobierno el principal escollo para salir de la situación financiera actual, Gómez dijo que “hasta marzo lo compartimos, pero ya obtuvieron algunas herramientas (como el impuesto al juego y la renegociación con YPF), además de tiempo suficiente para obtener recursos económicos”.

Comentá la nota