Los gremios aeronáuticos se enfrentan con Recalde y activan un plan de lucha

Los gremios aeronáuticos se enfrentan con Recalde y activan un plan de lucha

La negociación salarial derivó en una tensa escalada; amenazan con huelgas a partir del jueves próximo

Los pasajeros de Aerolíneas Argentinas deberán prepararse para días de cancelaciones de vuelos y retrasos no programados. La pelea entre el presidente de la empresa estatal, Mariano Recalde, y la comunidad sindical aeronáutica parece irreconciliable. Lo que se insinuaba como una nueva negociación por aumentos salariales derivó en una tensa escalada retórica que mina de incertidumbre el futuro de la compañía oficial.

Reagrupados en la Federación Argentina del Personal Aeronáutico (FAPA), como en los tiempos en que Aerolíneas Argentinas era administrada por capitales españoles, los sindicatos rechazaron la propuesta salarial de una suba del 28,15% en dos pagos y se plantaron en su exigencia inicial: 35 por ciento.

Pero, para la empresa, la cifra reclamada "supera ampliamente cualquier porcentaje sensato" y advirtió mediante una carta al personal que está dispuesta a un ajuste si fuera necesario.

Recalde avivó la disputa con críticas a los sindicalistas. "Aerolíneas es insostenible con esta irracionalidad de los gremios", dijo en una entrevista con Ámbito Financiero. Y volvió a amenazar con enviar al Congreso de la Nación "una propuesta de reestructuración del plan de negocios, que incluya un procedimiento preventivo de crisis, la eliminación de las rutas internacionales no rentables y la devolución anticipada de los aviones menos eficientes".

El frente gremial respondió con hechos y palabras. Activó un plan de lucha que comenzará con paros segmentados a partir del jueves, según confirmó a LA NACION Juan Pablo Brey, referente del gremio de los Aeronavegantes.

Al respecto, un dato: con la parálisis de un solo gremio, cualquiera que sea su actividad, basta para que se alteren todos los vuelos de la jornada.

INCREMENTO DE PERSONAL

Pero, además de la medida de fuerza, los gremios replicaron a Recalde con un comunicado.

"Vienen diciendo que los costos laborales son el principal motivo del déficit empresario, cuando de los casi 12.000 empleados del grupo, el 40% fue incorporado por esta gestión. Es imposible mantenerse callado cuando se pretende justificar ineficiencia en la gestión, despilfarrando el esfuerzo que toda una Nación está haciendo para volver a tener una línea aérea de bandera", dice el mensaje, firmado por los dirigentes Edgardo Llano (APA) y Rubén Fernández (UPSA), referentes de la FAPA.

Aerolíneas Argentina cerró 2013 con un déficit de 247,1 millones de dólares, un 44,1% menos que el rojo de 441,7 millones de dólares que había tenido en 2012.

Para este año, de acuerdo con la ley de presupuesto aprobada por el Congreso, se prevén partidas por $ 2778 millones, lo que implica una reducción respecto del año anterior, cuando se habían destinado $ 3118 millones.

"[Los gremios] tienen que recapacitar para que podamos volver a algo normal. Pasamos de un déficit enorme a uno razonable", se defendió Recalde.

A pesar de provenir de una familia con estrechos lazos con el mundo sindical, Recalde no es quien negocia los sueldos con los dirigentes gremiales. La pulseada salarial la mantienen hasta ahora otros funcionarios de alto rango.

Según la cúpula gremial de la FAPA, Recalde no se reúne con ellos desde diciembre del año pasado. E intuyeron que la amenaza sobre un eventual ajuste sería "como abrir el paraguas porque no puede justificar el fracaso de la gestión y los descalabros financieros".

Y agregaron, sembrando sospechas: "Con la mitad del dinero presupuestado podría haber hecho las mismas cosas".

RUMORES DE CAMBIOS

Durante la última semana, en los pasillos de la Casa Rosada corrieron versiones sobre eventuales cambios en el equipo de colaboradores de la presidenta Cristina Kirchner.

Uno de ellos involucra a Recalde, que suena como un hipotético reemplazante de Jorge Capitanich al frente de la Jefatura de Gabinete. El rumor se acrecentó en el ambiente aeronáutico, donde los gremios del sector sospechan de un posible desembarco de Florencio Randazzo, el ministro del Interior y Transporte.

Más allá de los posibles cambios de nombres, el conflicto entre la cúpula directiva de Aerolíneas Argentinas y los sindicatos parece inevitable. Enterado de la rebeldía sindical, el Ministerio de Trabajo jugó su última carta al filo del fin de semana: intimó a la FAPA a suspender las medidas de fuerza y podría extender el período de conciliación obligatoria.

LOS REFERENTES EN LOS SINDICATOS

Edgardo Llano

Alineado con la CTA oficialista, preside la federación de gremios. La mayoría en APA adhiere a La Cámpora

Rubén Fernández

Lidera el gremio del personal superior. Integra la CGT de Hugo Moyano

Juan Pablo Brey

Desplazó al kirchnerista Ricardo Frecia en Aeronavegantes y está con Moyano

Pablo Biró

Le ganó la pulseada a Pérez Tamayo en APLA. Alineado con la CGT de Caló

Jorge Botana

Conduce UALA e integra la CTA de Hugo Yasky.

Coment� la nota