Gremios afinan plan ambicioso para juntar a Massa con Scioli

Gremios afinan plan ambicioso para juntar a Massa con Scioli

Los ecos de la paliza sufrida por el oficialismo nacional despertaron la creatividad de los sindicalistas. Referentes de peso de la CGT comenzaron a idear un plan para acercar a Sergio Massa y Daniel Sciolidetrás de un postulado ambicioso de reconstruir el peronismo con vistas al balotaje.

 El proyecto, que incluso contempla nombramientos clave del equipo de Massa en una eventual gestión de Scioli, tiene el impulso central de los gremialistas reunidos la semana pasada en el hotel Castelar para dar señales de unidad de la central obrera. 

El resultado electoral resultó un baldazo de agua fría para el grueso del sindicalismo, que había logrado encolumnarse detrás del postulante del Frente para la Victoria a pesar de las profundas diferencias internas entre cada sector. El único dirigente que salió indemne y con razones valederas para celebrar fue el líder de los peones rurales, Gerónimo "Momo" Venegas, que se incorporó a la campaña de Mauricio Macri. Y, en menor medida, el camionero Hugo Moyano, que si bien se declaró prescindente en la pelea electoral le brindó al jefe de Gobierno porteño dos fotos en actos en menos de una semana. 

Pero para los demás ayer, pasadas varias horas del cierre de los comicios, era todavía difícil reponerse de un resultado para todos impensable. A la hora de los pases de factura internos varios gremialistas de los involucrados en la gestión por la unidad de la CGT sindicaban a Antonio Caló y a la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) como un vértice de la mala cosecha del oficialismo, con la inclusión de las derrotas de los intendentes Hugo Curto (Tres de Febrero) yFrancisco "Barba" Gutiérrez (Quilmes), ambos del sindicato. "Esto con Lorenzo (Miguel) no pasaba", rezongaban ayer los más veteranos. 

La opción de un plan salvador surgió de los "gordos" de los grandes gremios de servicios, y ayer a última hora contaba con un primer aval de los "independientes". Son los dos sectores mayoritarios de la CGT oficialista. El proyecto contempla la activación de todos los contactos con Massa y su equipo para intentar convencerlos de respaldar a Scioli. En ese tren, algunos dirigentes imaginan que el gobernador bonaerense podría ofrecerle al de Tigre la jefatura de Gabinete; el Ministerio de Economía a su referente del área, Roberto Lavagna, y la Cancillería al cordobés José Manuel de la Sota

Para dar forma a la idea los gremialistas deberán sortear la desconfianza de Massa, que tuvo una respuesta dispar de sus alianzas con el sector. Por caso, aunque puso primero en la lista como candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires a Facundo Moyano, hijo de Hugo, en las horas previas a la elección debió soportar un confuso episodio protagonizado en redes sociales por su jefe de bancada en la Cámara baja, Alberto Roberti, líder de la Federación Nacional de Petroleros. Y también, semanas atrás, sufrió la deserción del sindicato de Sanidad, que lo apoyó buena parte de la campaña para finalmente inclinarse a favor de Scioli. Lo hizo de manera silenciosa Héctor Daer, diputado por el Frente Renovador, a instancias de su mentor, Carlos West Ocampo

De todos modos, los gremialistas irán hacia el líder del Frente Renovador con el argumento de que es imperioso reconstruir el peronismo para evitar un triunfo de Macri en la segunda vuelta. O bien, en el peor de los casos (aunque el más probable, según el análisis generalizado), contar con una oposición reconstituida para atravesar los próximos cuatro años bajo un eventual mandato del PRO. 

En los sectores internos de la CGT ayer había una sola certeza: ninguno tenía previsto cruzar el puente. Tanto los "gordos" como los "independientes" resolvieron -al menos por ahora- que acompañarán a Scioli para la segunda vuelta. "Vamos a seguir trabajando en base a lo hecho en la Mesa Sindical (que respaldó al candidato del Frente para la Victoria) para revertir el mal resultado. Y también, para avanzar hacia la unidad del movimiento obrero", le resumió a este diario José Luis Lingeri, miembro connotado del grupo de los "independientes", jefe del gremio de Obras Sanitarias y hombre fuerte de la estatizada AYSA.

Comentá la nota