Gremios: en alerta por los salarios

Gremios: en alerta por los salarios
La devaluación anunciada por la Nación generó inquietud entre los sindicalistas neuquinos, ya que consideran que hubo una depreciación de los sueldos de entre un 15 y un 20 por ciento.

Incertidumbre, depreciación del salario y paritarias abiertas fueron las coincidencias de los distintos referentes gremiales de Neuquén respecto de la postura del gobierno nacional de llevar el dólar a 8 pesos y levantar las restricciones para la adquisición de la divisa norteamericana para ahorro.

El senador del MPN y titular del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, afirmó que "los salarios van atados a la inflación y que la medida genera incertidumbre". En consecuencia, admitió que los representantes gremiales "no podemos negociar salarios por todo el año".

"El dinero alcanza cada vez para menos", señaló Pereyra a LU5, y agregó que las nuevas medidas "pueden ser positivas o negativas, depende de dónde se lo mire".

Al respecto, analizó que tanto las economías regionales como la fruticultura se van a favorecer, pero advirtió que puede generar un impacto negativo en los bolsillos de toda la comunidad si el Gobierno resuelve actualizar las tarifas de servicios como luz y gas luego de años de congelamiento y atraso cambiario.

Por su parte, Carlos Quintriqueo, secretario general de ATE y la CTA, indicó que la medida es “un parche” que no sirve para nada si no hay un control fuerte y serio sobre los precios para que se detenga el proceso inflacionario y así la depreciación del salario.

“Habrá que revisar todos los meses la pauta salarial producto de la inflación que se viene acentuando desde que comenzó el año y que va continuar subiendo si no hay nuevas medidas estructurales, porque hoy el país no es previsible”, aseguró Quintriqueo.

Medida acertada

Por su parte, Sergio Rodríguez, diputado provincial y secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT) en Neuquén, sostuvo que la decisión del gobierno nacional es acertada y que los resultados de las medidas se van a poder apreciar en una o dos semanas.

Sin embargo, advirtió que desde todos los sectores hay especulaciones respecto de los precios por miedo a una nueva devaluación del dólar. En consecuencia, añadió “que cualquier medida que tome el Ejecutivo hasta 2015 será cuestionada, porque hay una desconfianza generalizada sobre el rumbo económico del país”.

En cuanto a la pauta salarial, dijo que no puede ser anualizada dado que el proceso inflacionario generará una pérdida del 15 al 20 por ciento del poder adquisitivo de los trabajadores.

En tanto, Rubén Flores, titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en Neuquén, manifestó que la medida le genera preocupación respecto de la discusión paritaria, aunque deberán pasar los días para tener una real dimensión del impacto en la sociedad. En principio, expresó que el piso para una recomposición salarial deberá ser de un 30 por ciento.

“Fue una medida muy repentina que nos genera preocupación, porque en poco tiempo nos vamos a sentar a discutir salarios y es muy difícil establecer un piso, porque la inflación puede generar una fuerte depreciación del salario”, dijo Rubén Flores, titular de la UTA.

Comentá la nota