Los gremios anuncian una fuerte presencia en la Asamblea Legislativa

Los gremios anuncian una fuerte presencia en la Asamblea Legislativa
El tradicional discurso se dará en medio del conflicto sindical. El gobernador debería estudiar hoy las ofertas para la salud y la Administración Central y hacerlas efectivas.
Esta semana está marcada por el discurso del 1 de mayo del gobernador Francisco Pérez y por la huelga por tiempo indeterminado de los gremios estatales en conflicto (la Asociación de Trabajadores del Estado, la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud y los judiciales).

Inevitablemente, las dos situaciones se cruzarán el jueves, especialmente en las calles, donde los sindicatos, junto con las agrupaciones de izquierda, anuncian una fuerte presencia para hacer notar el reclamo por la situación de las paritarias.

A la espera de una nueva oferta, que podría concretarse este martes tras el regreso a la provincia de Pérez, los gremios ya se preparan para el tradicional acto del Día del Trabajador. Hasta ahora, el lugar de concentración será Espejo y Patricias Mendocinas, muy cerca de la Casa de las Leyes, donde el gobernador hará su discurso.

Aunque desde ATE señalaron que harán sentir su descontento, destacaron que la presencia irá más allá de los sindicatos en conflicto y habrá representación de toda la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT). A diferencia de otros años, el bloque político tiene representación en la Legislatura, por lo que tendrá un papel más activo.

Se espera que haya medidas especiales de seguridad, sobre todo, porque, aparte de los grupos opositores al Gobierno provincial, habría una marcada presencia de militantes oficialistas.

Regreso y nueva oferta

Con el regreso a la provincia del gobernador se espera que, finalmente, se concrete una oferta para los sectores de la salud y la Administración Central. Aunque están preparadas desde el fin de semana (porque se elaboraron de forma paralela a la del gremio de Judiciales), recién hoy podrían hacerse efectivas las nuevas propuestas, una vez que reciban el visto bueno de Pérez.

En el caso de que esto ocurra y no exista ningún reparo, podría citarse a una audiencia o entregar la oferta vía Subsecretaría durante la tarde de hoy. El principal problema es que, por tratarse de una semana corta, no hay mucho margen de tiempo para hacer efectiva esta nueva alternativa de aumento, la cual tiene una importancia mayor, porque, aunque todos públicamente apunten a mantener el diálogo, es claro que de no prosperar los nuevos números ofrecidos, el decreto aparece como una opción cierta y cercana.

Mañana se cumplen siete días con servicios mínimos en los hospitales y centros asistenciales de la provincia. Esto podría extenderse por cinco días si no se destraba el conflicto con las ofertas salariales, lo que preocupa y hace pensar seriamente a las cabezas del Gobierno en la posibilidad de terminarlo “por secretaría”.

Por eso, hoy, a las 10.30, los gremios estatales en conflicto se reunirán frente a la Legislatura provincial para manifestarse y presionar para que el Ejecutivo lleve al ámbito paritario las ofertas que ya están estructuradas.

Isabel del Pópolo, titular de Ampros, dijo que esperan la propuesta para llevarla a plebiscito. Según indicó, desde el Ejecutivo hay un compromiso para que no contenga topes de aumento, algo que se opondría a lo anunciado por Pérez desde Roma, quien insistió en la necesidad de poner límites, especialmente a aquellos profesionales que tienen los sueldos más altos.

Hoy, desde las 8, los profesionales médicos se reunirán en el Hospital Notti en asamblea para estudiar cómo sigue el plan de lucha. La idea original era votar la propuesta salarial, pero el retraso en el arribo del gobernador cambió todo.

A la misma hora, los judiciales se reunirán para definir cómo siguen con el plan de lucha y cómo se suman a las medidas de fuerza de la interestatal de gremios. Para mañana al mediodía está fijada una nueva audiencia, en la que entregarán su rechazo oficial al aumento de 30,5% en la masa salarial (32,1% en la asignación de clase) y donde esperan negociar la deuda de 8,4% pendiente del año pasado.

Comentá la nota