Gremios cercanos al Gobierno resignan aumentos para evitar el pago de Ganancias

Dos sindicatos del sector marítimo propondrán congelar los salarios durante 2013 a cambio de que los empresarios absorban una parte de lo que pagan por el Impuesto a las Ganancias. La crisis de la actividad pesquera, punto clave en esta negociación.

El Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y el Centro de Capitanes de Ultramar, dos de los más representativos del sector, planean dar un golpe de efecto inesperado en las negociaciones paritarias. En medio de discusiones que se vislumbran más que complicadas, estos gremios propondrán congelar los salarios a cambio de un acuerdo en el pago de Ganancias.

Según adelantó el diario Ámbito Financiero, a partir de la suba en el impuesto anunciada el lunes por Cristina Kirchner, estos sindicatos creen que cualquier aumento salarial terminaría siendo absorbido por el gravamen.

"Nuestra propuesta es mantener los salarios congelados durante este año. Ya tenemos una mejora con el cambio en Ganancias, y estamos buscando una fórmula para que lo que pagamos de más por ese impuesto sea absorbido en parte por los patrones y en parte por los trabajadores", declaró a ese diario el secretario general del SOMU, Omar “Caballo” Suárez, de aceitada relación con la Casa Rosada.

"La totalidad de nuestros trabajadores paga Ganancias. Y de los trece sueldos anuales (uno por cada mes más el aguinaldo) perdemos cuatro por ese concepto", explicó Suárez. El SOMU tiene unos 18 mil afiliados, con salarios promedio de 15 mil pesos.

En tanto, el titular de los Capitanes de Ultramar, Marcos Castro, confirmó que la propuesta de su gremio será la misma, en tanto la patronal "se haga cargo de una parte importante del impuesto" y "el Gobierno apruebe esta modalidad".

Otro factor clave de la negociación es el mal momento que atraviesa el sector pesquero. "Con este plan podríamos ser un poco más competitivos internacionalmente", señaló Castro. Por su parte, Suárez explicó que "la actividad no resistiría un aumento de los que se negocian por estos días, del 20 o del 25 por ciento, por la competencia con las banderas internacionales" de la industria pesquera.

Queda por dilucidar cómo podría llevarse a cabo formalmente el mecanismo. Una de las posibilidades es que los empresarios del sector paguen sumas no remunerativas para cubrir parte o la totalidad de lo que pagan los trabajadores.

De más está decir que esta propuesta sería del beneplácito del Gobierno Nacional, que busca contener los aumentos salariales y se apuró a anunciar una suba en el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias para frenar lo que considera “pedidos desmesurados”.

Comentá la nota