Gremios definen “recomposición” y advierten con endurecer las medidas

Gremios definen “recomposición” y advierten con endurecer las medidas
Así se desprende del relevamiento realizado por La Opinión Austral sobre los gremios estatales. Las demandas de una recomposición salarial van desde el 35 al 45% como piso.
Finalizado el 2012 sin haber obtenido mejoras salariales, el sector público de Santa Cruz promete para 2013 un “año de lucha” plagado de reclamos. Ya no hablan de mejoras salariales sino de “recomposición”, teniendo en cuenta que pasaron 18 meses sin incrementos y que la “inflación” deterioró considerablemente los bolsillos de los trabajadores. Este será el marco generalizado de las asociaciones gremiales de empleados públicos, principalmente los nucleados en la Mesa de Unidad Sindical, quienes aun no han fijado en conjunto una suma a pedir, aunque como es habitual se podría regir por lo determinado por el sector docente.

Estos consignaron en el último congreso una necesidad de recomponer los salarios en un piso del 45%.

Se espera para los primeros meses del año que los gremios que integran la MUS puedan definir una pauta salarial en ese sentido. Sucede que la diversidad de los gremios que la integran y sus variadas escalas salariales pueden influir en la decisión final.

Los mejores haberes los tienen los empleados judiciales, que ya les corresponde un aumento de cerca del 10% otorgado sobre finales del 2012 por la Corte Suprema, por lo que habría que ver de qué manera se les aplica en Santa Cruz que aun contempla la famosa “Ley de Enganche”. Por otro lado están los empleados legislativos, los de Vialidad, del IDUV, los docentes de ADOSAC y AMET, ATE y ATSA.

Todos estos últimos no han tenido mejoras salariales desde hace más de un año y medio, situación reconocida por el mismo gobernador Peralta, quien en varias oportunidades reconoció la necesidad de mejorar sus sueldos, aunque la situación económica se lo impediría. Aseguró además que se sentaría a negociar desde marzo si es que existe una mejora en los ingresos en las arcas provinciales, algo que por ahora es difícil, ya que desde la Legislatura no se aprobó por completo el proyecto de ley de “fortalecimiento financiero”.

La inflación

En tanto en el sector privado sí hubo aumentos, que en el caso de Santa Cruz promediaron el 24%, aunque algunos aseguran que el mismo no alcanza a cubrir en su totalidad la depredación de los salarios. Según observó la Fundación Pensar, en un informe –realizado por el economista Lucas Ronconi y supervisado por Fernando Santillán-, los aumentos de salario no alcanzaron a cubrir la escalada de la inflación.

El poder adquisitivo del sector asalariado tuvo una pérdida del 5% al cierre del 2012, más allá de los ajustes concedidos por las paritarias. Allí, también se mencionó el “deterioro” que presenta el poder adquisitivo del salario, hecho que, a juicio de los especialistas, “genera preocupación”, ya que se consignó que si bien los ingresos nominales de los trabajadores se incrementaron en lo que va del año, “el poder adquisitivo cayó 5% producto de la elevada inflación” en el período mencionado.

Al mismo tiempo, el informe refirió que “si el empleo público se hubiera mantenido constante, hubiera habido una destrucción neta de empleo y un aumento mucho mayor de la desocupación”, y se indicó que la caída en el empleo privado y el crecimiento de la plantilla del sector público está ligada al “modelo vigente”.

La lucha

La mayoría de los gremios consultados por La Opinión Austral coinciden en la necesidad de incrementar los reclamos en el 2013, salir más a la calle y prometen aumentar las medidas de fuerza. Tal es el caso de Luz y Fuerza que va por una recomposición del 35%, asegurando que “este año no vamos a pedir, vamos a luchar”.

Desde ATSA, en el nombre de su titular Maruja Contreras, advirtieron que prefieren esperar y confiar en la promesa del gobernador Peralta de sentarse a negociar con los enfermeros de los hospitales públicos.

El sector más postergado es la ex 591 que implica a la mayor parte de los trabajadores estatales. Muchos están comprendidos por los gremios Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Asociación del Personal de la Administración Pública (APAP) y la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) quienes, pese a no haber conseguido mejoras salariales, calificaron como muy positivo haber alcanzado el Convenio Colectivo de Trabajo, aunque muchos insisten en que a casi 6 meses de haber sido homologado, no se implementa por completo. Entre ellos varía el porcentaje de incremento salarial que demandan, pero como piso muchos acuerdan en el 35%.

Comentá la nota